Carmelo Arriazu, alcalde de Ablitas

Precaución, responsabilidad y sensatez es la petición que el alcalde de Ablitas, Carmelo Arriazu, ha trasladado a sus vecinos de cara a los próximos días, en los que la localidad tenía previsto celebrar sus fiestas. “Para un alcalde, y mas nuevo como yo, que el primer año de legislatura te pasen todas estas cosas no es nada agradable. Si Dios quiere las podremos disfrutar al año que viene con mayor alegría”, desea Arriazu.

El alcalde reconoce que está viviendo estos días con preocupación, viendo como evolucionan los brotes de la pandemia ocasionada por la Covid-19. “El pueblo ha llegado hasta aquí con algún contagio, ni muchos ni pocos, pero de momento podemos dar gracias a Dios que nadie ha fallecido en Ablitas como consecuencia de la pandemia. El ayuntamiento tomó en su momento decisiones rápidas e importantes. Se cerró el mercadillo, el club de jubilados, el polideportivo, la casa de cultura, durante 21 viernes seguidos los agricultores fumigaron las calles… y podemos decir que el virus casi no ha tenido incidencia en la localidad. Juntos hemos llegado hasta aquí y no me gustaría que ahora hubiera un aumento de contagios por la no celebración de las fiestas. Por eso pido que se siga actuando con precaución, responsabilidad y civismo.”

El virus casi no ha tenido incidencia en Ablitas y, llegados hasta aquí, no me gustaría que hubiera un aumento de contagios por las no fiestas

Para ello, avanza Arriazu, se va a dictar un bando en el que, además de las medias más conocidas, el ayuntamiento va a recordar que las peñas de la localidad siguen cerradas “por el bien de todos”, apunta el alcalde. “Cada uno de nosotros es responsable de plasmar el cumplimiento de las normas existentes y de no relajarnos. Nadie es inmune, ni niños, ni adolescentes, ni adultos, ni mayores. Todos debemos poner de nuestra parte”, reclama. “Personalmente me gustaría que estas no fiestas, una palabra no comparto, puesto que las fiestas están suspendidas, se pasara en una hora y que no ocurriese nada. Ya tendremos fiestas y todos esperaremos las de 2021 si Dios quiere”.

Unas fiestas que, ya adelanta, mantendrán el cambio de fechas que se había previsto para este año, iniciándose el último fin de semana de agosto y finalizar el primer fin de semana de septiembre. “Nos comprometimos a ello y, salvo circunstancias mayores, trabajaremos para esas fechas”.

“Nos hemos sentido solos”

El alcalde de Ablitas trasladó a la presidenta del Gobierno de Navarra en el encuentro que mantuvo con los alcaldes de la Ribera a finales de julio que los alcaldes se han sentido solos. “En todo este tiempo no hemos recibido ninguna llamada del Gobienro para, al menos decir dónde dirigirnos si necesitabamos algo. Gracias a mis compañeros y compañeras, alcaldes y alcaldesas de los pueblos de alrededor, nos hemos ayudado para tratar de resolver los problemas que se han planteado día a día, muchos y de toda índole”.

En este sentido, Arriazu relata que ha habido que rescindir contratos de proyectos y servicios. “Afortunadamente los que se paralizaron se han vuelto a recuperar, como las obras de reforma de redes de saneamiento y la urbanización de las calles Clusa, Valdecantar, Dulce Nombre y adyacentes que están prácticamente finalizadas. El centro de día también sigue adelante y, al igual que la reforma del castillo, estarán terminados dentro de los plazos, previstos”.