El terror invadió la localidad ribera en la noche del 31 de octubre

MANUEL ROMERO/CABANILLAS

En la noche de Halloween, los niños de Cabanillas se lo pasaron «de MIEDO», nunca mejor dicho, ya que a parte de la merienda, los miembros del Club Juvenil y APYMA, con la colaboración del ayuntamiento, les han preparado en la sala de cultura una cueva y un recorrido que tenían que atravesar, lleno de fantasmas, brujas, esqueletos y otros seres de ultratumba. Recorrido que estaba casi en completa oscuridad y con humo, para hacerlo más tétrico. Como la tarde estaba lluviosa y no podían ir a pedir las «chuches» por las casas, los organizadores les han preparado un baile en la propia sala, para soltar los nervios producidos por el lúgrube recorrido que habían tenido que atravesar.
Muy bien por la organización.