Inicio Opinión Algo está cambiando…, por Ana Mª Ruiz

Algo está cambiando…, por Ana Mª Ruiz

La autora resalta el creciente papel protagonista de la mujer que se ha puesto de manifiesto en estas últimas semanas

Algo está cambiando… Nos repetimos a diario, se escucha en la calle, en los lugares de trabajo, en las conversaciones de cafetería. Es una frase que se ha dicho constantemente durante todas las actividades que se han realizado alrededor del 8 de Marzo en Tudela.

El 8 de Marzo fue el pistoletazo de salida para una semana llena de emociones donde las mujeres hemos sido las absolutas protagonistas. Nos hemos reído en el cine Moncayo, con Ruth Iturbide nos dimos cuenta de cómo normalizamos muchas situaciones por el simple hecho de ser mujeres ; en la Casa del Almirante bailamos flamenco y empezamos a pensar en los futuros puentes que queremos construir.

Y todo esto ante la atenta mirada de muchas mujeres, mujeres que hemos decidido salir a la calle, apropiarnos del espacio público, llenar las salas y hablar entre nosotras. Nos hemos dado cuenta de que no estamos solas, que somos muchas y hemos empezado a empoderarnos colectivamente.

Esto no ha hecho más que comenzar, nos queda mucho camino por recorrer, muchas situaciones que cambiar, muchas desigualdades que superar pero algo ha cambiado: no tenemos miedo.

Estamos hartas de las desigualdades laborales, del techo de cristal, de la violencia invisible que vivimos a diario, de las múltiples agresiones sexuales que sufrimos y los malditos juicios públicos a los que nos someten. Hemos dicho ¡basta ya!, estamos dispuestas a luchar juntas y ya no hay quien nos pare.

El jueves pasado, en la jornada “Mujeres gitanas, las otras miradas” una profesora de Peralta dijo ante una sala abarrotada de mujeres: “No quiero crear muros, prefiero construir puentes” y nos dio la primera pista, el primer empujón.

Vamos a deconstruir todo lo que nos han impuesto como mujeres para construir puentes entre nosotras: paso a paso, ladrillo a ladrillo. Va a ser todo un reto, un proceso largo pero bonito, muy bonito, donde vamos a aprender las unas de las otras.

Nos hemos empezado a reconocer como comunidad, como colectivo, hemos dado el primer paso, ahora nos toca seguir caminando.

Salimos a la calle y se respira una sensación diferente, nos sentimos parte de algo importante, nos lo repetimos a diario para no olvidarlo: algo está cambiando… SOMOS NOSOTRAS.

Ana Mª Ruiz Labata