El portavoz de UPN en el ayuntamiento de Tudela, Carlos Moreno, ha realizado una valoración negativa del año político que termina en el ayuntamiento de Tudela. Además de reprochar que el equipo de gobierno no haya sacado adelante el presupuesto antes de terminar 2016, el portavoz regionalista ha recordado algunas cuestiones que considera ejemplo de una mala gestión como el aumento del número de familias en espera de poder acceder a una vivienda social, la falta de coordinación  entre concejalías cono ha ocurrido en Deportes y las distintas propuestas defendidas por el concejal Iñaki Magallón y el propio alcalde, la renuncia de  inversiones en el barrio “por hacerle un favor al gobierno de Barkos”, ha recordado, el empeoramiento de la limpieza de la ciudad “y el desacierto incomprensible de la resolución que sobre Alsasua que el alcalde trajo al ayuntamiento para ponerse del lado de los violentos”, ha denunciado Moreno.

Para el edil regionalista, “Tudela no avanza y las medidas que planteamos para mejorar Tudela no nos las apoyan”. En este sentido ha acusado a Larrarte de decir unas cosas en Tudela y defender otras en Pamplona “completamente distintas, algo que nos lleva a un despropósito haciendo un flaco favor a Tudela y la Ribera. Tudela se merece que alguien luche y defienda a los tudelano porque el alcalde, por ahora, ni nos representa ni nos defiende”,ha concluido Moreno.