Inicio Opinión XXXII Marcha Antipolígono, para reclamar unas Bardenas para la Paz

XXXII Marcha Antipolígono, para reclamar unas Bardenas para la Paz

Este próximo 2 de junio se vuelve a celebrar la Marcha Antipolígono para denunciar la existencia y funcionamiento del polígono de tiro de las Bardenas. La Marcha, organizada por la Asamblea Antipolígono, cuenta con el apoyo de decenas de colectivos sociales, políticos, agrupaciones locales, y grupos ecologistas, incluyendo esta edición de la XXXII Marcha Antipolígono, a Greenpeace, Seo/BirdLife, e Iruña Ciudad de Acogida.

Aunque son muchos los años de movilización, seguimos con el mismo ímpetu y voluntad. Nuestro trabajo debe continuar esperando a que un día se den las condiciones propicias para lograr, por fin, el desmantelamiento del polígono de tiro. Desde nuestra postura antimilitarista y ecologista no podemos dejar de rechazar esta instalación militar. Y continuaremos de manera incansable realizando nuestra labor de crítica y denuncia.

Seguiremos trabajando por hacer ver que esta tierra árida y reseca es capaz de ser mucho más que lo que es hoy. Quienes allá por 1951 vieron un erial donde situar de forma perfecta un campo de entrenamiento para la aviación se equivocaron, pues hoy esta tierra es uno de los hábitats esteparios más importantes de Europa. Las singularidades que encierran las Bardenas, las han llevado a ser reconocidas como Parque Natural y Reserva de la Biosfera según la UNESCO.

Hoy, quienes se niegan a desmantelar el polígono de tiro, siguen pensando que lo mejor que le puede suceder a este territorio es que continúe la existencia y funcionamiento de esta instalación militar. Ven en este espacio un erial propicio para ser bombardeado, pasando por encima de sus altísimos valores ecológicos. A este respecto, debemos denunciar que la existencia del polígono de tiro está impidiendo que las Bardenas seas consideradas Parque Nacional. Es un objetivo que todos los diferentes tipos de hábitats de nuestro país estén reconocidos con esta figura. Ya lo están hábitats de alta montaña, humedales y espacios marinos. Desde hace algún tiempo se está valorando la necesidad de reconocer a un territorio estepario. Como primer candidato a esta figura se valoró el Parque Natural de Bardenas, pero inmediatamente se tuvo que abandonar la idea porque en un Parque Nacional no se contempla la actividad militar.

Nuestra motivación, además de ecologista, es también profundamente antimilitarista. No queremos ser cómplices con la actividad militar, con los ensayos de munición y aviones que descargan sus proyectiles mortales aquí y en conflictos que no generan más que destrucción, muerte, miseria y desplazados. Rechazamos el uso de la violencia como forma de resolución de conflictos, y apelamos al diálogo, a la paz y a la diversidad cultural. Además, consideramos que esta instalación militar supone una grave amenaza para la seguridad de la población que la rodea, tanto de pueblos de toda la zona media de Navarra como de pueblos de una amplia zona de Aragón. Prueba de este peligro es el elevado número de accidentes, alguno recordemos a escasos segundos de vuelo de núcleos urbanos.

Este domingo 2 de junio, tendrá lugar la XXXII Marcha convocada por la Asamblea Antipolígono, para reivindicar el desmantelamiento del polígono de tiro. En ella tendremos un recuerdo muy especial para Gladys del Estal en su 40 aniversario. Vino a Tudela a defender un planeta limpio y una sociedad mejor. Seguimos manteniendo vivo su recuerdo. Como es habitual, nos concentraremos a las 11:30 en Los Aguilares y desde allí comenzará a las 12:00 la marcha pacifista y multicolor, culminando frente a la instalación militar con la lectura de varios textos y un sencillo homenaje a Gladys. Después acudiremos al Yugo para celebrar una comida autogestionada.

Os invitamos a acudir y participar en esta XXXII Marcha por el desmantelamiento del polígono de tiro de Las Bardenas

Fdo: Milagros Rubio y Eduardo Navascués, portavoces de la Asamblea Antipolígono