Inicio Opinión Una ciudad para todas las personas, por Marisa Marqués y Graciela López

Una ciudad para todas las personas, por Marisa Marqués y Graciela López

El Área de Servicios Sociales de la ciudad de Tudela tiene un papel fundamental dentro de la política municipal ya que, en sus manos está la atención a las familias más vulnerables. Es un departamento que gestiona becas y ayudas, pero que, además, vela por una eficiente y adecuada atención a personas con discapacidad, mayores o migrantes. Entre sus cometidos figura igualmente la gestión de la vivienda social, la formulación de protocolos de igualdad o el soporte a la atención de las adicciones, entre otras cuestiones claves.

En Contigo Tudela entendemos que las políticas hacia la ciudad deben hacerse desde la información y el conocimiento de la realidad social, favoreciendo la erradicación de la desigualdad y la pobreza y posibilitando la cohesión e integración de la diversidad. Dichas políticas deben ejercerse buscando la mejora de la prestación y el acceso de la ciudadanía a los servicios, mediante la coordinación y el trabajo conjunto de agentes y entidades vinculados a temas sociales. Personas en desempleo, mayores, infancia, minorías étnicas e inmigrantes, familias monoparentales, personas dependientes o con discapacidad conforman grupos en riesgo de exclusión social y/o vulnerabilidad, que requieren de una buena financiación y organización de los Servicios Sociales de Base para ser debidamente atendidas.

Una ciudad debe impulsar una convivencia basada en valores de respeto y cooperación y prevenir las problemáticas que conducen a la exclusión social, posibilitando, a las personas que la padecen, los medios para superarla. La consolidación y apuesta por figuras y programas clave, como las promotoras escolares o el Empleo Social Protegido, son herramientas fundamentales.

La igualdad y la inclusión deben estar presentes en todos los proyectos relacionados con el empleo, obra u ocio para asegurar su alcance a todas las personas. Es imprescindible retomar la figura del promotor/a comunitario/a y las mesas de los barrios. Sus acciones generan sinergias entre los colectivos, propiciando a su vez la convivencia, de modo que los grupos más desfavorecidos, como las personas migrantes puedan integrarse y participar.

Tudela debe retomar su compromiso, declarado en 2018, de ser realmente una ciudad amiga de las personas mayores y proporcionarles un adecuado espacio de ocio y reunión. Por una parte, la atención a domicilio debe dar respuesta a las necesidades de las personas dependientes y sus familias. Y, por la otra, el desarrollo de programas que acaben con la soledad y la consolidación de pisos tutelados que fomenten su autonomía debe ser una realidad.

La ciudad debe dar muchos pasos para ser inclusiva y accesible. Además de la eliminación de barreras, se debe trabajar para la sensibilización y formación de la población y apostar por técnicos municipales que propicien espacios y actividades accesibles para todas las personas. Asimismo, poner en marcha programas de autonomía y empleo para personas con discapacidad debe ser otra de las líneas a tener en cuenta.

Las líneas de trabajo, que se recogían en el tercer Plan de Igualdad 2018-2021 y que no se han puesto en marcha, se deben revisar y actualizar. Para ello será necesario establecer una planificación real de implementación de medidas, activar el nuevo Pacto por los cuidados o apostar por acciones formativas de buenos tratos con los y las jóvenes.
Es también muy necesario poner en funcionamiento el Plan de Adicciones, redactado en la legislatura anterior, que Navarra Suma no ha puesto en marcha. Contigo Tudela apuesta por poner a las personas en el centro de todo y plantear todas las políticas de acuerdo a esa premisa. Queremos hacer políticas para la gente.

Por todo lo expresado, creemos que el Área de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Tudela tiene importantes retos por delante. No en vano esta ha sido una legislatura perdida por la mala gestión de Navarra Suma, en la que han dejado morir proyectos iniciados y se han limitado a continuar lo ya consolidado durante la legislatura anterior, sin abordar problemáticas ni retos nuevos. Los Servicios Sociales de un ayuntamiento tienen y deben ser mucho más que gestores de ayudas, que también.

Marisa Marqués y Graciela López,
componentes de la candidatura de Contigo Tudela al Ayuntamiento