Miguel Ángel Pérez, de Toropasión, el empresario de la Chata de Griseras, Juan Luis Ruiz, el periodista Marcos Sanchidrián, el ganadores José Antonio Baigorri

Tudela busca recuperar el cartel que antaño la presentó como la Feria de las Figuras y el empresario Juan Luis Ruiz sube un peldaño el nivel torerista de los festejos de estas fiestas de Santa Ana de 2019 con dos carteles que contarán con la presencia de Jesulín de Ubrique, Manuel Jesús El Cid, triunfador de la feria en los dos últimos años y que este año se despide de los ruedos, Cayetano, Finito de Córdoba, López Simón, uno de los trinufadores de Madrid, y Toñete para los festejos programados durante el fin de semana de las fiestas, el 27 y el 28 de julio.

Han sido años de muchas pruebas, de cambios, de carteles, de toros para saber y conocer los gustos del público de la capital ribera y de los cientos de espectadores que aprovechan la feria de Santiago y Santa Ana para acercarse hasta la Chata de Griseras. «Vista la experiencia de estos tres años al frente de la plaza, los dos primeros con Macua y desde el pasado año en solitario, he decidido que teníamos que darle un punto más. Creo que Tudela quiere y echa en falta que vuelvan las figuras a la feria, con unos carteles de calidad. Esto no quita en años anteriores lo hayan sido, pero estamos en un momento en el que la tauromaquia pasa por un momento en el que si no hay una figura del toreo parece que despierta poca pasión», explica el empresario tudelano.

La gran apuesta de Ruiz para encabezar la feria de este año fue Enrique Ponce, pero una vez más la suerte se le puso en contra con el incidente sufrido por el diestro valenciano el pasado mes de marzo que le va a impedir reaparecer para las fiestas fechas en las que se celebra la feria de Tudela. «Sustituir a una figura como Ponce iba a ser complicado, así que aproveché la amistad que tengo con Jesús y le pedí el favor de que viniera a torear a Tudela y él encantado».

Con la presencia confirmada de Jesulín, Ruiz ha confeccionado unos carteles que van a permitir a Tudela presumir de una corrida de toros potente, de una calidad máxima, y otra con un equilibrado cartel con el que el empresario quiere volver a crecer en número de abonados. Creo que el resultado son dos carteles bastante dignos y buenos para la feria de Tudela, un primer paso para ver a corto y medio plazo como funciona y que las figuras vuelvan a Griseras».

La respuesta del público, asegura, será el principal testigo para la apuesta emprendida por Ruiz. «Este año el presupuesto que tengo es muy elevado respecto a años anteriores y ahora es cuando el público tiene que definirse respecto a la feria de Tudela. Han sido años en los que el ayuntamiento dijo que no quería toros pero yo aposté para que Tudela no se quedase sin toros. Ahora con el nuevo ayuntamiento espero que de nuevo se pueda volver a echar una mano, si no a nivel económico del modo que se pueda».

El cartel se completa con la novillada picada de la festividad de Santiago, miércoles 25 de julio, protagonizada por un cartel de jóvenes toreros a los que Ruiz ve con bastante proyección, Alfredo Bernabeú, David Garzón y Javier Orozco. «Tres chavales que están toreando y están intentando abrirse camino en esta profesión que es tan difícil».

El resto de actividades taurinas están protagonizadas por los encierros y los espectáculos de vaquillas. Los días 27 y 28 de julio, el encierro lo protagonizarán los toros de La Palmosilla y Osborne, la del día 25 los novillos de Pincha y el resto se completará con los astados de Toropasión.