Inicio Opinión ¿Tiene futuro el edificio de sementales?, por Eduardo Pina

¿Tiene futuro el edificio de sementales?, por Eduardo Pina

Patada para adelante y a esperar otros cuatro años. El antiguo convento de San Francisco lleva esperando ser rehabilitado más de 16 años cuando en el 2003 se aprobó en proyecto de Rafael Moneo valorado en 10,9 millones de euros.

En el 2011, debido a la situación de crisis, se decide posponer el proyecto y devolver al Gobierno de Navarra los 12 millones de euros sin intereses que habían sido concedidos en el 2006 a razón de 750.000 euros durante 16 años. Pero ustedes se preguntarán: ¿cómo vas a devolver el préstamo, si no se ha realizado ninguna obra? Pues gastando parte del dinero para financiar otras obras, a las cuales no debería haber ido ni un solo euro del préstamo de Gobierno de Navarra. El arquitecto tudelano cobró 608.833 euros por los honorarios del proyecto de la casa de cultura.

En el año 2015, y con algo de ingeniería financiera, se decide devolver el dinero restante del préstamo y así reducir el nivel de deuda de la corporación de cara a las próximas elecciones municipales.



A partir de ese momento, varias propuestas se han oído de diferentes grupos políticos y alguna, algo peregrina, como el de crear un aparcamiento en vez del proyecto de Moneo.
Desde la AAVV del Casco Antiguo de Tudela llevamos trabajando años en la peatonalización de la zona monumental de Tudela, que consiste en seguir apostando por mejorar las zonas recuperadas a los vehículos y continuar ampliando la peatonalización de más calles.

El hundimiento del antiguo convento no espera las decisiones de nadie y sigue a su ritmo. Son varias las actuaciones en tejados y fachadas las que han tenido que ser realizadas por los Bomberos de Tudela, así como por la Brigada Municipal para intentar que los desprendimientos de cascotes no causen una desgracia personal. Debido a esta carencia de voluntad política de dar solución a este maravilloso enclave tudelano, se van tirando por el retrete partidas de 23.000 euros para “mantenimiento y consolidación” y otras nuevas partidas presupuestadas como 350.000 euros para cubiertas u otras partidas que vendrán para intentar frenar su deterioro.

En la AAVV del Casco Antiguo de Tudela creemos que una opción más que razonable sería hacer una plaza manteniendo el claustro y las fachadas protegidas por el departamento de Cultura del Gobierno de Navarra.

Aprovechando que estamos en tiempo de descuento para las próximas elecciones municipales, esta AAVV reclama a los nuevos gobernantes que vengan una solución inmediata para este inmueble, ya que los que han ido pasando en estos últimos 16 años no han sido capaces de encontrarla.

Eduardo Pina, Miembro de la AAVV del Casco Antiguo de Tudela