Inicio Colaboradores Carlos Muñoz The Green Book, por Carlos Muñoz

The Green Book, por Carlos Muñoz

Viaje por la América profunda

Peter Farrelly ha dejado a su hermano Bobby, y al género de comedia boba: Dos Tontos muy tontos, o Algo Pasa con Mary. Este director retrata el viaje por el Sur racista de Estados Unidos, de dos hombres bien dispares: un pianista refinado homosexual y negro, junto a un italoamericano blanco, zafio, pendenciero que hace de chofer para el primero. El film se inspira en el libro del mismo nombre, que era una guía para alojarse en moteles y hoteles que acogían a la población negra, junto a un manual de buena conducta. La pareja protagonista está formada por: Viggo Mortenssen, y Mahershala Ali.

Lip Vallelonga (Viggo Mortensen) trabaja como guardia de seguridad en el Coppacabana, el mejor club nocturno de Nueva York, por el que pasa toda la élite neoyorkina. Un día Lip es despedido por el cierre temporal del garito. Su familia italiana desea que trabaje con ellos pero Lip se resiste a pesar de que las deudas le ahogan.

Un día recibe la llamada de un pianista negro, Don Shirley (Mahershala Ali), el cual desea contratarlo como conductor para realizar una gira de conciertos por el Sur de los Estados Unidos. Lip no soporta a los negros, pero acabará embarcándose en esta aventura, y conocerá el odio tan arraigado de la población blanca hacia los afroamericanos, debiendo salir en defensa de la vida de Shirley en varias ocasiones.

El viaje que propone el director es algo más que mostrar el racismo de la población blanca, el verdadero fin es maridar los universos de dos personajes procedentes de mundos tan distintos. El universo de Lip es la ordinariez, la trampa pero destila un vitalismo que envidia Shirley. El mundo del pianista educado, culto le aboca a la soledad implacable, y al desprecio por los mismos que desean oír su música, junto a los de su propia raza que le rechazan. Farrelly juega con los clichés de los personajes, pero ahí mezclando humor y reivindicación solidaria, despierta la emoción de dos tipos tan dispares. Por momentos la narración se hace previsible, y sobre todo el tema de la homosexualidad del pianista se pasa de puntillas y mal. Lo destacable es el haber creado un producto bien facturado, sencillo inspirándose en la vida ordinaria de dos personas tan distantes entre si.

Mahershala Ali expresa está convincente en su personaje, pero quien da un recital es Viggo Mortensen presentando sus credenciales para llevarse el Oscar como mejor actor.
Si hay un film que puede hacerle sombra a Roma de Alfonso Quarón es The Green Book, al presentar una historia sencilla de reivindicación social, mostrando que el diálogo es capaz de unir más allá de diferencias raciales, ideológicas o culturales.