Gorka García, alcalde de Corella

Corella ha tomado la decisión de suspender su Semana Santa en una decisión que, con gran pena, el alcalde de la localidad reconoce como histórica. «Nunca había pasado algo así y nunca se había tenido que suspender la Semana Santa. Para los corellanos es nuestro buque insignia. Pero ha tocado así, como creo que va a tocar en todos los sitios», ha comentado Gorka García.

García explica que se trata de una decisión tomada con el acuerdo de todas las partes implicadas. «En cuanto conocí la decisión que habían tomado en Sevilla me puse en contacto con la Hermandad de la Pasión para tomar una decisión. No se trata solo de la procesión. Son todos los preparativos que conlleva y que tenían que desarrollarse estos días. Ha sido un mazado, pero creo que se ha entendido perfectamente y nadie ha puesto reparo», asegura.

El alcalde de Corella tampoco pierde tampoco de vista en el horizonte más próximo otra fecha especial para los vecinos y vecinas, las fiestas del Villar. Su celebración, reconoce, está en el aire por la situación de estado de alarma que afecta a todo el país. «Tenemos 15 días de margen respecto a Semana Santa, pero no sabemos qué va a pasar. Ahora mismo no me planteo nada. Hay un borrador de programa y está todo hablado pero vamos a ir semana a semana.Hay que preparar y organizar muchas cosas que ahora mismo están pendientes de cerrar por la situación tan extraordinaria que vivimos. Tenemos que ir viendo cómo evoluciona la situación semana a semana. El jueves día 12 de marzo no pasaba nada y simplemente se recomendaba seguir las indicaciones de salud pública y, en pocas horas, de repente entramos en Estado de Alarma».

Situación por el Coronavirus en Corella

Respecto a la situación que se vive en la localidad, Gorka García destaca el comportamiento cívico que están demostrando los vecinos. «La gente está teniendo un comportamiento ejemplar. No salen o solo salen a comprar y en los comercios en los que coincide más gente se mantienen las distancias de seguridad. Afortunadamente solo tenemos conocimiento de un caso».

La preocupación, reconoce el alcalde, es sobre el futuro más inmediato. «Hay que esperar para ver que repercusiones tiene todo esto en los comercios, en los bares, en la economía local que no dudo que se va a ver resentida porque es algo que nos afecta a todos».

A nivel local se ha hecho hincapié en garantizar la atención a todas aquellas personas que se van a ver más afectadas estos días, personas mayores, personas con problemas de movilidad o que viven solas. «Tenemos todo el área de Servicios Sociales operativa así como la atención domiciliaria. Ahora mismo todo el mundo está atendido, incluyendo los nuevos casos de gente mayor que nos ha pedido atención a raíz de la crisis del coronavirus. Además contamos con el servicio que está ofreciendo Cruz Roja y varias personas voluntarias que, de manera espontánea, nos están ofreciendo su teléfono y contacto por si necesitamos de su ayuda».

Esta reacción social que ha llegado por parte de vecinos y empresas de la localidad, reconoce García, le ha hecho estar especialmente orgulloso de ser corellano. «Varios comercios y empresas nos trajeron guantes y mascarillas incluso antes de que el Gobierno de España aprobara el decreto que obligaba a su entrega. Otra empresa de Corella llevó mascarillas al hospital de Tudela, otro comercio llevó donó el gel desinfectante que tenía en su establecimiento al colegio… hay varios ejemplos», remarca el alcalde.

La residencia hogar San José es, al igual que en otras localidades, es uno de los puntos críticos de esta crisis al concentrar un número importante de residentes que se incluyen entre la población de riesgo. García ha destacado la gestión de la crisis que están haciendo los responsables del centro. «El lunes día 9 de marzo se comenzaron a tomar medidas que entonces sonaban muy drásticas y que costó que se entendieran y que ahora vemos tan normal», reconoce.

Comité de crisis

Asimismo, a nivel municipal se han adoptado varias medidas para coordinar las actuaciones que puedan derivarse de la situación que vive España estos días. «Contamos con un gabinete de crisis con Ainhoa Gil Pérez, directora de la residencia, como coordinadora. Ella es la responsable de estar en contacto con el Gobierno de Navarra y trasladar la información que llega a la localidad. El domingo, tras el real decreto, se creó una junta de crisis formada por la secretaría del ayuntamiento, el jefe de la policía local, el responsable de la brigada, los portavoces de los grupos, una administrativa y la directora de la residencia. Es el órgano que se reune cuando hay alguna cuestión que solucionar, donde se valora el día a día y cómo se desarrollan los acontecimientos».

Por último, el alcalde de Corella anima a los vecinos a seguir mostrando el comportamiento ejemplar de estos días, «y actuar con sentido común cuando se apela a ser responsables y quedarnos en caso. Es algo que no es por nosotros, es por todos y a todos nos corresponde poner nuestro granito de arena».