Nuevo paso de peatones del Paseo de Pamplona en Ribotas, donde Recicleta propone un semáforo a demanda

La Asociación Recicleta Ribera ha pedido al ayuntamiento que prime la seguridad de los peatones y los ciclistas en los proyectos que se están ejecutando en la ciudad para favorecer la movilidad sostenible y que siga apostando por la creación de itinerarios seguros en detrimento del vehículo privado.

Aunque la asociación reconoce «la apuesta y esfuerzo que está dedicando el Ayuntamiento de Tudela a hacer efectivo este objetivo» y que la ciudad  ha mejorado en movilidad en los últimos 7 años «hay proyectos y acciones se están realizando en Tudela, en los que consideramos que hay un riesgo importante para la seguridad de los ciclistas y peatones».

Por ello desde Recicleta se ha pedido al ayuntamiento que instale semáforos a demanda en los nuevos pasos peatonales y ciclistas de los nuevos carriles bici a Fontellas, donde el carril cruza a nivel la variante por la que se desvían los vehículos pesados; el nuevo carril bici del paseo de Pamplona, que enlaza con el de Ribotas en una curva con muy poca visibilidad; y en el cruce de la carretera de Corella en el nuevo carril que va al polígono industrial municipal y que llega hasta las instalaciones de Tasubinsa. «La instalación de estos semáforos a demanda, al estilo del instalado en la zona de la ETI y el IES Valle del Ebro, son una solución segura y asequible, que reduciría sustancialmente el riesgo de atropello», recuerdan desde la asociación.

«Comunicamos las carencias pero no parecen darle importancia»

Recicleta ha dado a conocer que ha trasladado diversas propuestas al ayuntamiento para mejorar la seguridad de las vías de la ciudad «pero ni los técnicos, ni policía municipal, ni el equipo de gobierno, parecen darle la importancia que desde nuestro colectivo consideramos que tienen, para garantizar la seguridad de los usuarios de estas vías. Desde nuestro punto de vista, consideramos que esto es debido a que, en algunas ocasiones, se sigue priorizando evitar molestar al vehículo a motor, a garantizar la seguridad de los peatones y ciclistas».

Recuerdan que falta señalización vertical en  pasos ciclistas, no se ha segregado el carril bici de la Cuesta de Loreto, y hay una ausencia total de control de velocidad en los viales y en las calles del Casco Viejo. «Tampoco se controla el uso peligroso de bicis y patines eléctricos, especialmente en las zonas peatonales, y reclamamos elementos de mobiliario urbano que sirvan de obstáculos para que los coches se vean obligados a reducir su velocidad en calles anchas como Eza, Paseo del Castillo o Paseo de Pamplona».

También, recuerda la asociación, «no se están teniendo en cuenta las propuestas realizadas en materia de seguridad en espacios tan sensibles como son los entornos de los centros escolares».

El corredor verde no solucionan los problemas de seguridad al tránsito peatonal y ciclista en el cruce del Puente del Ebro

El último ejemplo de falta de participación ha sido el proyecto del futuro Corredor Verde que va a unir el Paseo del Prado con la Mejana, «donde Recicleta Ribera no ha sido consultada para el diseño de las vías ciclistas del proyecto y donde la solución adoptada para el tramo que debe discurrir en la zona de Ribotas no soluciona los actuales problemas de seguridad que afectan al tránsito peatonal y ciclista en el cruce del Puente del Ebro, entre el Paseo de Pamplona, la Carretera del Cristo y el acceso a la calle Caldereros bajo el paso del ferrocarril», lamentan.