José Ignacio Pardo, alcalde de Milagro

Ahora que termina 2021, el alcalde de Milagro, José Ignacio Pardo hace balance del año: “Lo mejor ha sido que este año hemos empezado a ver la salida a la pandemia, aunque tenemos que seguir con todas las precauciones; y en el Ayuntamiento hemos empezado a concretar algunos proyectos y a poner en marcha otros. Creo que estamos en el buen camino”.
¿Y lo peor de 2021?
No me fijaría en lo peor o en lo malo, salvo para aprender y salir mejores y más fuertes de ello. Creo que no ha sido un año malo, salvo por el hecho de que seguimos inmersos en la pandemia del covid.
¿Qué proyectos quiere ver cumplidos a partir de 2022?
Son muchos proyectos y afectan a diversos ámbitos, y la verdad es que con el trabajo, esfuerzo e ilusión que estamos imprimiendo en todos ellos, creo que podremos alcanzarlos. En estos momentos estamos trabajando proyectos sociales en temas como la interculturalidad, mujeres o con los jóvenes, y estamos promoviendo la participación en todos ellos; pero tenemos mucha ilusión en otros como la potenciación de la zona del embarcadero, la mejora de la red de saneamiento y pavimentación de calles, la potenciación del deporte y del uso de instalaciones, en mejorar la oferta cultural, o en seguir invirtiendo y en sostenibilidad para garantizar un mejor futuro para todos y todas.
¿Y cuál quiere que sea su proyecto estrella?
Que Milagro sea una localidad acogedora, con altos niveles de bienestar, que cuide a sus mayores y niños, que apuesta por la educación, la cultura y el respeto, que sepa disfrutar de sus tradiciones, que integre y promueva la interacción entre diferentes…
¿Cuál es su modelo sobre la financiación y gestión local?
El modelo no depende de un ayuntamiento como el nuestro, sino del Gobierno de Navarra, y de hecho ya se ha definido hace unas pocas semanas. El modelo es aquel que como éste, asegura la financiación de las entidades locales, de todas, con una fórmula de reparto que permita que las más grandes y las más pequeñas puedan hacer frente con los fondos recibidos a las necesidades de sus vecinos.
¿Qué necesidades tiene su municipio en materia urbanística y qué pasos va a dar?
Milagro tiene problemas con su red de abastecimiento y saneamiento, y necesita seguir mejorando sus calles; necesitamos seguir interviniendo en el casco antiguo, donde hemos actuado este año con el edificio de la antigua cooperativa de agricultores, y tenemos que seguir buscando soluciones que mejoren la movilidad y un consumo más sostenible, por eso realizamos apuestas por la renovación de la iluminación a led o la instalación de placas solares en edificios públicos. En este sentido hemos empezado ya a intervenir y vamos a seguir haciéndolo con pasos continuos en esta línea de trabajo.
¿Qué tiene de atractiva su localidad para que las empresas inviertan?
Milagro es un foco industrial agroalimentario, con fábricas multinacionales, y en torno a estas grandes marcas se está desarrollando un tejido empresarial de pymes, además de empresas de servicios. Contamos con suelo, una ubicación estratégica, agua de calidad y en cantidad y gente formada. Creo que con todos estos mimbres cualquiera que se plantee invertir puede seguir viendo a Milagro como una oportunidad.
Educación y Cultura son importantes, ¿Qué tal responden sus vecinos a la acción municipal?
Este año hemos aumentado exponencialmente la oferta cultural, en cantidad y en calidad, y el programa de ‘Noches de Verano’ ha sido un éxito. La programación de otoño ha sido variada, unida a la puesta en marcha de numerosos cursos y actividades en la Casa de Cultura y en el centro Spacium, que muestran una fuerza asociativa enorme. Vamos a seguir en esta línea, potenciando la participación activa y proyectos como la ‘Aula Mentor’ que posibilitan la formación on-line.
¿Qué estrategias le gustaría desarrollar para impulsar el turismo en su localidad?
Milagro ha tenido en la cereza su producto enseña en materia de turismo, y vamos a seguir trabajando en torno al mismo. Pero nuestro entorno natural, con grandes ríos, y nuestra posición geográfica, nos permiten poder trabajar en nuevos proyectos. Por eso, estamos participado intensamente en la puesta en marcha del Camino de la Vera Cruz, que nos atraviesa, y ya estamos dando los primeros pasos en el proyecto “Pueblos acogedor”. Creo y estoy seguro de que el turismo va a vertebrar un importante sector servicios, y va a ser un polo de desarrollo económico para nuestra localidad.
Finalmente, estamos en tiempo de Navidad, ¿qué mensaje quiere transmitir en calidad de alcalde de su localidad?
Valores como la solidaridad, la integración, la interculturalidad y la amistad, se ven potenciados en este tiempo de Navidad. Esa es la clave, que potenciemos estos valores, pero los extendamos al resto del año. Por lo demás, quiero desear una Feliz Navidad y un Próspero año nuevo.

Artículo anteriorLos comerciantes tudelanos confían en una buena campaña de Navidad
Artículo siguiente“Al 2022 le pido que el virus y las trabas que conlleva nos deje de una vez las manos libres”