Sancho y Oneca bailan en la plaza de los Fueros durante la gigantada de 2019 - Foto Blanca Aldanondo

La Orden del Volatín devolverá a las fiestas de Tudela sus actos más tradicionales, la fiesta de la exaltación del pañuelo rojo, la procesión de Santiago, la concentración de gigantes de Navarra y los populares encierros infantiles por las calles del Casco Viejo que tanto han echado de menos los más pequeños de la ciudad. «La verdad es que nuevas actividades no hemos preparado, pero vamos a volcarnos en nuestras actividades tradicionales para Fiestas de Tudela», resume el recién estrenado presidente de la entidad, Emilio Garrido, que espera encontrarse «mucha gente en la calle y muchos niños sonriendo, con la boca abierta viendo los gigantes, o corriendo delante de nuestros toricos».

Las fiestas, asegura, servirán a la Orden del Volatín para terminar de sobreponerse del cataclismo que llegó con la pandemia. «Después de tener las Fiestas de la Verdura 2020, totalmente organizadas, el confinamiento el día antes de la presentación fue un mazazo tremendo. Tanto moral, como económico, pero sobre todo, por la sensación de desconcierto máxima que se produjo», recuerda.

Sus efectos han sido notables, recuerda Garrido, que agradece todo el trabajo y dedicación que han puesto los caballeros y damas de la Orden para salir adelante. «Mantuvimos nuestro grupo de whatsapp, fuimos manteniendo comunicaciones, decisiones y noticias. Mantuvimos actualizadas la web del volatín y conseguimos que todos nuestros caballeros, y publico en general, tuvieran nuevos canales entretenimiento», explica.

Pese a las dificultades, en 2021 la Orden del Volatín decidió reinventarse, agarrarse a las escasas posibilidades que permitía la situación. «En 2021 conseguimos reinventarnos y preparar unas Fiestas de la verdura Online que supusieron un soplo de aire fresco. Sin embargo la suspensión de las Fiestas de Tudela por segundo año consecutivo, supuso una desilusión grandísima, sobre todo por los niños tudelanos, que son quien más disfrutan de nuestros actos más emblemáticos. Lo vivimos con mucha tristeza, tanto a nivel personal de caballeros y damas, como a nivel entidad, y sobretodo, como he dicho antes, por los niños».

Artículo anteriorTermia: Agua saludable para ti y para el planeta
Artículo siguientePeña La Jota: «Tener un día más de fiestas es la recompensa a dos años de espera»