Inicio Opinión No más actos salvajes contra los árboles en Tudela, por Ecologistas en...

No más actos salvajes contra los árboles en Tudela, por Ecologistas en Acción

Publicidad

El Defensor del Pueblo de Navarra, ante una queja realizada por nuestra asociación frente al Ayuntamiento de Tudela, ha emitido un informe en el que recuerda al Ayuntamiento su obligación de responder a las instancias que se le presentan. A su vez el Defensor del Pueblo pide que el Ayuntamiento cumpla y haga cumplir la “Ordenanza municipal sobre promoción de conductas cívicas y protección de espacios públicos de Tudela”, que prohíbe realizar pinturas y clavar puntas en los árboles.

Con la realización de las primeras pinturas en algunos árboles de nuestra ciudad, nuestra asociación ya mostró su rechazo y pidió en el otoño de 2020 a la Concejala de Medio Ambiente que detuviera este tipo de actos. De forma paralela a comienzos de 2021 se aprueba la “Ordenanza municipal sobre promoción de conductas cívicas y protección de espacios públicos de Tudela”. Pese al contenido de esta ordenanza la Concejala de Medio Ambiente organiza unos actos para el Día del Árbol en abril de 2021 insistiendo en las pinturas en los árboles, muchas de las cuales se sujetan a los árboles con tornillos. Nos volvimos a comunicar con la Concejala comentándole lo desacertado de estos actos.

El 19 de julio de 2021 nos pusimos en contacto vía Registro Municipal con la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tudela, Secretario Municipal de Tudela y Policía Municipal de Tudela para solicitar que se cumpla la “Ordenanza municipal sobre promoción de conductas cívicas y protección de espacios públicos” y se retiren las pinturas sobre la corteza y las puntas clavadas en los árboles, ya que como recoge la ordenanza se prohíbe “Grabar o pintar sus cortezas, clavar puntas…” o “dañarlos o maltratarlos”.

Ecologistas en Acción de La Ribera estuvo esperando la respuesta de alguno de los tres estamentos citados, y nadie se puso en contacto con nosotros o nos respondió a nuestro escrito. Ante esta falta de respuesta y consideración a nuestra asociación, decidimos elevar una queja al Defensor del Pueblo de Navarra el 13 de febrero de 2022, solicitándole que diga si esas pinturas o dibujos clavados mediante puntas en los árboles si contravienen o no la citada ordenanza, y que, en caso de incumplimiento de la Ordenanza, solicite la retirada inmediata de las pinturas o dibujos clavados en los árboles.

El Defensor del Pueblo de Navarra se puso en contacto hasta en dos ocasiones con el Ayuntamiento de Tudela para recabar su opinión. Finalmente la Concejala de Medio Ambiente respondió al Defensor reconociendo las pinturas, pero aduciendo que las puntas tienen un tamaño de medio centímetro, que no dañan los árboles y que el Ayuntamiento no necesita permiso para realizar dichos actos.

Desde nuestra asociación aportamos fotografías que desmienten el tamaño de los tornillos, encontrándose de 3 y hasta 4 centímetros. Además podemos comprobar como las chapas están siendo absorbidas por los árboles en su crecimiento, que las han atrapado, provocando un daño terrible e irremediable.

Finalmente el Defensor del Pueblo de Navarra ha elaborado un informe con fecha 18-05-2022 y dirigido al Alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, en el que dictamina que realizar pinturas o clavar puntas contraviene la Ordenanza, y tira por tierra el argumento de que el Ayuntamiento no necesita permiso, porque simplemente no puede contravenir su propia Ordenanza. Y pide por tanto que cumpla y haga cumplir la citada Ordenanza. A su vez, recrimina al Ayuntamiento que no respondiera a nuestra solicitud correctamente registrada, ya que tiene la obligación de hacerlo.

Desde Ecologistas en Acción de La Ribera volvemos a pedir, esta vez con el informe del Defensor del Pueblo de Navarra, que se dejen de realizar este tipo de salvajadas en los árboles. Este tipo de actos vandálicos no tienen nada de educativo, ni en la forma ni en el fondo: porque no es correcto clavar tornillos de hasta 4 cm, ni exacto colocar por ejemplo una perdiz en un árbol. Estos actos parten de una concepción totalmente equivocada de respeto a los árboles o la Naturaleza, y lejos de ser acciones individuales o puntuales han contado con el apoyo y fomento del Ayuntamiento de Tudela, a quien pedimos una rectificación, que prohíba este tipo de actos salvajes, y que, tal y como establece la propia Ordenanza, trate en la medida de lo posible de restaurar el daño causado.

Artículo anteriorNavarra Suma se equivoca al privatizar las nuevas piscinas municipales, por Izquierda Ezkerra
Artículo siguienteSegundo libro de la cirbonera Mª Carmen Navascués, «La estela del peregrino»