Mario Fabo, alcalde de Marcilla

El alcalde de Marcilla, Mario Fabo Calero, destaca la responsabilidad con la que sus vecinos se están tomando el confinamiento por Covid-19, aunque reconoce que el paso de los días les está haciendo mella. El Ayuntamiento, desde que se inició ola pandemia, está llevando a cabo varias acciones para proteger a los marcilleses y, entre ellas, está la compra de 12.000 mascarillas y 200 test rápidos.

¿Cómo está viviendo esta pandemia desde su cargo?
Con una mezcla de sentimientos. Por un lado con responsabilidad para tratar de hacer lo posible para que en Marcilla los contagios sean los menos posibles e intentar también facilitar la vida a los vecinos como por ejemplo con la impresión y reparto de los deberes para aquellos que no tienen posibilidad, reparto de alimentos, atrasos de pagos de impuestos, etcétera. Por otro lado, con inquietud, sobre todo pensando en el día después, cuando los negocios que están cerrados puedan volver a abrir sus puertas.

¿Qué le transmiten sus vecinos?
Los vecinos de Marcilla están, en general, tomándose esta situación sobre todo con responsabilidad, pero también con imaginación y resignación. Entienden que es lo que toca en estos momentos aunque, conforme pasan los días, notas como a la gente le cuesta más mantener el buen humor, algo normal en esta situación.

¿Qué medidas está adoptando el Ayuntamiento para evitar contagios?
Lo primero que hicimos fue cerrar al público todos los edificios municipales, antes incluso de que se decretara el Estado de Alarma, hemos rediseñado el calendario laboral de los Agentes Municipales para que haya presencia todos los días de la semana, incluidos domingos y festivos. En cuanto a los trabajadores del Ayuntamiento, hemos hecho lo posible para que una parte trabaje desde casa y los que no pueden, intentar separarlos físicamente para evitar los contagios. Estamos también haciendo desinfecciones semanales de las calles del pueblo con la colaboración de voluntarios junto a agricultores que están aportando su maquinaria. También hemos comprado 12.000 mascarillas y 200 test rápidos que en breves fechas los tendremos a disposición de los vecinos.

¿Qué iniciativas populares desarrollan los vecinos para llevar mejor el confinamiento?
Muchas, aparte de que salen todos los días a las 20 horas a aplaudir, hay bingos vecinales, retos por Facebook, videos caseros, etcétera.

¿De qué forma cree que los efectos de la pandemia van a cambiar las cosas en su localidad en el futuro?
Es complicado saberlo todavía, no sabemos cuánto tiempo vamos a estar así. Además, tampoco vamos a saber la forma de la que se va a proceder para la vuelta a la normalidad. Pero creo que para volver a la situación social normal, pasarán muchos meses.

¿Cómo va a afectar Covid-19 a la economía local?
También es difícil saberlo, vamos a ver cuándo los negocios vuelvan a abrir, esperemos que ninguno se quede en el camino. Desde el ayuntamiento ya estamos trabajando con acciones y líneas de ayudas para intentar mitigar el impacto.

¿Qué fiestas locales cree usted que se verán afectadas en los próximos meses?
Ya se han visto afectadas las fiestas de la juventud, que eran el 25 y 26 de abril. Vamos a ver cómo va evolucionando todo, pero mucho me temo que en agosto habrá problemas para hacer unas fiestas como las conocemos ahora mismo.

¿Y a nivel cultural?
A nivel cultural nos está afectando muchísimo, Marcilla es una localidad muy activa culturalmente por lo que son y van a ser muchos actos culturales los que se han suspendido y se van a suspender o aplazar. Ya se ha aplazado el certamen de jota, teníamos en próximas fechas el certamen nacional de teatro amateur, la música en la plaza…

¿Qué les diría usted a los sanitarios?
Que tienen toda mi admiración. Están enfrentándose al virus muchas veces sin el equipamiento adecuado, arriesgando su propia vida por salvar la de los demás.

¿Y a los agricultores y ganaderos?
El sector primario es, y mucho más en estos momentos, clave en la economía de nuestra comunidad y mucho más en estos días. Además mostrando también su solidaridad con el pueblo poniéndose a disposición del ayuntamiento para lo que haga falta.

¿Quiere añadir algo más?
Transmitir todo el apoyo y la solidaridad desde el Ayuntamiento, esta situación pasará y nos podremos volver a ver en la calle y a disfrutar de esos buenos momentos que tanta falta nos hace.