Inicio Merindad Marcilla se envuelve en el medievo para celebrar sus ferias de ganado...

Marcilla se envuelve en el medievo para celebrar sus ferias de ganado y mercados

El día 12 acogerá pruebas deportivas caballares, exposiciones de ganado y espectáculos de trashumancia en los fosos del Castillo.El 13 y 14 de octubre organizará sus tradicionales mercados de alimentación y de artesanía, el concurso de calderetes, conciertos musicales, partido de pelota y encierros

Compartir
Una joven dando de comer a un caballo en la edición de 2017

KERUS COMUNICACION/MARCILLA

Marcilla acogerá este próximo fin de semana sus tradicionales ferias de ganado y mercados medievales, una fiesta con más de 700 años de historia que pervive gracias a las miles de personas que acuden a esta cita lúdica cada año. El Ayuntamiento ha destinado para este fin un presupuesto de 35.000 euros.
Nuevamente, las calles del entorno del Castillo acogerán los tradicionales puestos de chupadores con su característico color rojo, todo tipo de expositores con productos alimentarios tradicionales, puestos de venta de equipación para el ganado caballar y vacuno, feriantes artesanos, herradores al fuego y un largo etcétera.
La localidad ribera contará también con encierros de vacas los tres días por la tarde, así como un partido de pelota el sábado 13, y el tradicional concurso de calderetes que organiza la peña El Quiebro con la colaboración del Ayuntamiento, y que está previsto también para la mañana del sábado.
Doma, enganches, trashumancia y exhibiciones. Durante la mañana del viernes 12 se realizará la tradicional trashumancia, exposición equina en la zona de compraventa de animales. No faltarán la exposición de razas de caballos y calesas, la bajada de potros al foso, la exhibición de arrastre de mulas o las exhibiciones de doma. Todo ello aderezado con una buena chistorrada popular.
Feria medieval. El derecho de Feria de Marcilla data del siglo XIII, aunque los primeros documentos que se conservan son del siglo XVII. En aquella época se celebraban a finales de agosto, coincidiendo con la festividad de San Agustín. A lo largo de los siglos se han ido adaptando a la situación económica y labores agrícolas, hasta llegar al siglo XX donde se produjo la mecanización del campo y la consiguiente desaparición del ganado caballar. Este hecho afectó a la feria marcillesa que estuvo al borde de su desaparición. En los años ochenta resurgió gracias a la iniciativa de los marcilleses Domingo Aguerri y Benito Aguerri.
La actual Corporación marcillesa tienen entre sus objetivos la potenciación de esta fiesta. “La Feria es una fiesta única, muy conocida, popular, de calle, y es muy de los marcilleses”, señala el alcalde, Mario Fabo. Por eso “la estamos apoyando con más recursos y vamos a tratar de que los aficionados al mundo caballar y otros colectivos se impliquen aún más”. No obstante, “son muchas las personas que trabajan para que esta fiesta vaya a más, y eso es de agradecer”, destaca Fabo.
Seguridad. El dispositivo de seguridad para estos días cuenta con la participación de Policía foral, Guardia civil, Policía local y del voluntariado de Protección Civil de Milagro. Los cuerpos policiales contarán con patrullas durante el día y la noche del fin de semana, y reforzarán la vigilancia el día 12. En concreto, ante la previsión de contar con unos 12.000 visitantes, se potenciarán los servicios de control del tráfico y de gestión de los cuatro parking habilitados. Para ello, Protección Civil Milagro aportará 26 voluntarios durante toda la jornada.
En cuanto a la cobertura sanitaria, la de los encierros estará cubierta con una ambulancia de DYA Navarra, y la jornada de feria caballar del miércoles 12 se reforzará con un puesto de socorro de Protección civil ubicado en el ayuntamiento viejo.