El día del Pijama en la Anunciata
Los alumnos en el acto que celebraron en el patio del colegio
Publicidad

Los alumnos del colegio de la Anunciata de Tudela anticiparon al pasado viernes 18 de noviembre la celebración del Día Universal del Niño con «El día del pijama». Esta iniciativa ha sido la original manera de sumarse a la celebración del 20 de noviembre, jornada en la que Naciones Unidas celebra el Día Universal del Niño.

El «Día del Pijama» es una actividad solidaria, lúdica y educativa. Los protagonistas son los alumnos que, con el gesto de vestir en pijama, dan visibilidad a otros niños y niñas. El lema de esta actividad ha sido «todo menor tiene derecho a crecer en familia». Una manera de recordar a los 21.000 niños, niñas y adolescentes que actualmente viven en residencias tuteladas en España, 352 de ellos en Navarra.

Los protagonistas de esta actividad fueron los alumnos y alumnas de 3º de Educación Infantil y de 1º, 2º y 3º de Educación Primaria. Todos acudieron al cole con sus pijamas.  Un símbolo del momento de intimidad familiar en el que los padres y madres les leen un cuento antes de irse a dormir. Además,  durante la semana los alumnos han trabajado actividades relacionadas con la importancia de la familia y, los alumnos, han realizado un cuento.

Al acto de este año se ha sumado Olga Chueca, subdirectora de Familia y Menores del Gobierno de Navarra.

El día del Pijama en la Anunciata

El Día del Pijama es una gran experiencia educativa con 3 componentes: solidaria, educativa y lúdica.

Es un día que promueve la escuela de valores, fomentando la solidaridad, a la vez que permite conectar familia y escuela poniendo en valor la importancia de la familia.

Una jornada educativa que ayuda a los niños y niñas a identificar y expresar sentimientos, emociones y vivencias, a la vez que ofrece la posibilidad de trabajar la diversidad permitiendo a los alumnos/as a empatizar con otros niños y niñas que no tienen la oportunidad de crecer con su familia y conocer alternativas familiares diferentes.

Un día divertido que favorece el juego espontáneo y permite vivir la escuela de forma diferente.

Artículo anteriorEl doble grado en Fisioterapia y Ciencias del Deporte en Tudela es cohesión, por Javier Lecumberri
Artículo siguienteImportante victoria del junior masculino del Baloncesto Arenas