La historia de las hermanas Josefa y Elisa Úriz Pi merece ser conocida y contada. Ambas, maestras de profesión, fueron pioneras en la renovación pedagógica, en la defensa de los derechos de la mujer y la infancia a nivel mundial (Elisa fue la promotora de la Declaración Internacional de los Derechos de la Infancia y del Día Internacional de la Infancia ante la ONU); participaron en la formación de las primeras organizaciones feministas, jugaron un papel clave en el desarrollo del sindicalismo (FETE) dentro de la enseñanza, en la ayuda a los refugiados españoles tras la Guerra Civil, en la lucha por la paz mundial y contra la dictadura franquista, además de participar en los primeros grupos de la Resistencia Francesa contra la ocupación nazi en la región de París.

Tras la presentación por parte de Luis Jesús Fernández, director de UNED Tudela ha intervenido José Miguel Gastón, director del Instituto Navarro de la Memoria. Gastón ha destacado el trabajo que las hermanas Úriz Pi desarrollaron para modernizar la sociedad en la que ellas vivieron, ejemplo de compromiso a dos niveles: el social (renovación pedagógica) y el político, promoviendo el derecho de la infancia y las mujeres a nivel internacional.

Dos de las mujeres navarras con mayor proyección social en el S. XX

Alfonso Etxeberria, presidente de la Asociación Hermanas Úriz Pi, ha explicado que varios historiadores “tiraron del hilo” hasta encontrar el origen de estas dos hermanas (Badostáin), y cómo casi por casualidad se encontraron con una persona que había conocido en persona Elisa Úriz Pi, quien les proporcionó numerosas fotografías y documentos que hoy forman parte de la exposición.

Por último, Manuel Martorell, autor de la exposición y del libro “Pioneras”, ha manifestado que “podemos afirmar que estamos ante dos de las mujeres navarras con mayor proyección social en el s. XX”. Para él ha sido sorprendente conocer cuántas cosas hicieron estas dos hermanas y que “su vida es un buen ejemplo tanto para generaciones anteriores como posteriores”.

Martorell ha relatado la sorprendente vida de Pepita y Elisa, que tras estudiar Magisterio en Madrid se desplazaron a Cataluña donde ejercieron su actividad docente. Ambas recibieron sendas becas para completar sus estudios en el extranjero, donde conocieron nuevas técnicas pedagógicas como por ejemplo la introducción de la gimnasia rítmica en el sistema educativo, generando gran confrontación con el sistema social de la época y llegando incluso a ser enjuiciada Pepita Úriz por este asunto.

Esto tuvo tal repercusión entre los intelectuales de la época que, casi cuatrocientos de ellos firmaron un manifiesto en favor de la libertad de cátedra, que terminó confinando el expediente en un cajón. La lucha de ambas hermanas por implementar la innovación pedagógica y su compromiso social no fueron bien comprendidos en la España de la época y terminaron, como bien sabemos, en el exilio. “Eso es lo que estamos intentando conseguir con esta exposición, que ambas hermanas regresen a Navarra de alguna forma”.

Exposición

La exposición sobre las hermanas Úriz Pi cuenta con cuatro versiones – castellano, castellano/euskera, catalán, castellano/alemán- y ha recorrido las principales universidades de Cataluña, Madrid, decenas de ciudades y centros de enseñanza secundaria, además del Ayuntamiento de Pamplona, Parlamento de Navarra, Universidad Pública de Navarra y Biblioteca General de Navarra, o localidades navarras como Estella, Tafalla, Alsasua, Aoiz, Valle de Ulzama y Valle de Egüés.

En Alemania ha estado en los dos principales Centros Cervantes -Berlín y Hamburgo- y en otras cuatro ciudades germanas, ya que estas hermanas vivieron sus últimos años de exilio en Alemania. Desde el año 2019, la muestra está siendo gestionada por el Gobierno de Navarra a través del Instituto de la Memoria y se presenta en forma de paneles bilingües castellano/euskera. Se podrá visitar de forma libre en el Patio de UNED Tudela hasta el 17 de marzo de Lunes a Viernes, en horario de 10-13h. y de 16-21h.