Inicio Tudela Grupo Tanatorios Irache, desde siempre

Grupo Tanatorios Irache, desde siempre

Tanatorio Irache en la Plaza San Juan de Tudela
Tanatorio Irache en la Plaza San Juan de Tudela

En 1976 cuatro familias navarras, Ardaiz, Azcona, Ortigosa y Unzue, aúnan su larga tradición funeraria dando origen al actual Grupo Tanatorios Irache. El 30 de Octubre del citado año se inauguró su primer tanatorio. Fue también el primero en Navarra y uno de los pioneros en España.

Su compromiso con la sociedad navarra hizo que acercaran el servicio a diferentes localidades de nuestra comunidad, hasta llegar a los más de 60 velatorios y tanatorios en los que hoy presta servicio con una plantilla cercana a los 100 trabajadores.

En Tudela, en el polígono la Barrena, Grupo Irache dispone del único tanatorio de la localidad con crematorio propio, un amplio local con todas las comodidades y con posibilidad de aparcamiento. Para quienes prefieran el centro de la ciudad, disponen de otro tanatorio en la Plaza San Juan, 5.

Localidades como Ablitas, Buñuel, Cadreita, Caparroso, Cascante, Castejón, Cortes, Milagro, Murchante, Ribaforada o Villafranca también cuentan con velatorios propios de Grupo Irache.

El carácter innovador que llevó a la creación de la empresa y la vocación en la prestación del servicio funerario siguen siendo dos de los grandes valores vigentes tras sus más de 40 años de existencia. Es por ello que ostenta una posición de liderazgo en Navarra con una fuerte presencia en la zona de La Ribera.

SERVICIOS

– Servicio fúnebre integral y personalizado
– Incineradora propia
– Amplia gama de productos funerarios
– Traslados nacionales e internacionales
– Atención psicológica
– Tanatoestética
– Profesionales especializados en técnicas de conservación.
– Venta anticipada. Prepare su despedida y facilite la gestión de sus familiares.
– Todo tipo de trabajos especializados en cementerios
– Trabajamos con todos los seguros. 24 horas, 365 días.

Otros reportajes de interés:
Aralor: la importancia de un hogar en el que sentirse a gusto