Recreación de una de las urbanizaciones

El alcalde de la localidad, Sergio Vitas, ha anunciado que el Ayuntamiento de Fustiñana acaba de adjudicar la construcción de dos nuevas urbanizaciones, en una de ellas, correspondiente a la zona turística Puerta Sur Bardenas, se construirá un albergue y un parking de autocaravanas, y en la otra, se va a mejorar el polígono industrial.

Ambas obras, por valor de 822.510,92 €, han sido adjudicadas a IDOI construcción. La primera de ellas, con una rebaja sobre la base de licitación de aproximadamente 12.000 €, y la segunda con una rebaja de 4.000 €.

Esta adjudicación supone una firme apuesta por el turismo por parte del Ayuntamiento de Fustiñana y la Comunidad de Bardenas reales, con objeto también de mejorar el entorno, las dotaciones y en general los recursos naturales de la zona, creando nuevas áreas medioambientalmente sostenibles como puntos de atracción social, y potenciando el desarrollo de las actividades turísticas y de ocio.

La urbanización del sector turístico tendrá un plazo aproximado de 4 meses, mientras que la urbanización de las dos calles del polígono industrial durará tan solo un par de meses. La empresa CINTEC, que se encargó de la redacción del proyecto básico y de ejecución, será la responsable de la dirección de la obra.

Sergio Vitas, alcalde de la localidad, explicó que “son proyectos fundamentales para Fustiñana, ya que el polígono industrial debe estar bien diseñado para que sea atractivo a nuevas empresas y la urbanización del sector turístico favorecerá y pondrá en valor los recursos naturales de nuestra Bardena Negra”. Además, agradeció a la Comunidad de Bardenas Reales y a todos los municipios congozantes su apuesta por Fustiñana, algo que tiene claro que “redundará en beneficio de toda la Ribera de Navarra”. Con la aportación de 350.000 € al proyecto, la Comunidad de Bardenas completará la zona turística con un centro de interpretación en la Puerta Sur Bardenas.

Pero las mejoras en la localidad no se limitan al turismo, en las últimas semanas se han realizado pequeñas obras en Fustiñana para mejorar la accesibilidad y la calidad de otros servicios ya existentes en la localidad. Se está llevando a cabo la sustitución de puertas en todos los edificios municipales para que sean apropiadas para personas con movilidad reducida.

Asimismo, la iluminación de las pistas del polideportivo está prácticamente terminada y se está construyendo un baño con ducha con acceso desde el campo de futbol en invierno y desde la piscina en verano. Además, la sustitución de la caldera del colegio se terminó a comienzos de año, y se colocaron fuentes de agua fría o del tiempo para trabajadores del centro y visitantes plástico cero, como medida alineada con la economía circular, huella de carbono cero y eficiencia energética.