Concierto en la Iglesia de la Victoria en Estaciones Sonoras

Estaciones Sonoras celebra del 28 al 30 de mayo una nueva sesión de su programación de primavera. El festival cascantino se ha convertido en una de las enseñas de los festivales de música que se celebran en Navarra. Este año ha tenido que reinventarse para que la música vuelva a sonar en los escenarios y capear ese temporal con el que la pandemia ha azotado nuestras vidas.

El festival Estaciones Sonoras ha sido uno de los primeros en sacar adelante una programación de conciertos tras la pandemia. Anselmo Pinilla, director del festival, reconoce que el regreso ha sido fruto de la energía que Estaciones Sonoras mantiene desde sus inicios, cuando cinco amigos de Cascante apasionados por la radio decidieron sacarla a la calle y acompañarla de música en directo. «Vimos que la idea se podía ampliar, crecer y decidimos montar Estaciones Sonoras, un proyecto que tiene a la música en directo como hilo conductor, pero que se basa en hacer mucho más. La gente se animó, fuimos sumando y hoy somos cerca de 30 personas en la asociación. Si este año ha salido adelante el festival ha sido más que nunca por toda esa  gente que está trabajando y empujando detrás de nosotros. Todos creemos que la cultura en directo nos puede ayudar a salir de la pandemia. Obviamente no nos va a curar. Serán las vacunas las que nos curen, pero creo que la cultura nos va ayudar a salir de esta depresión y de estos efectos secundarios que nos ha generado la COVID», destaca.

Desde entonces Estaciones Sonoras ha ido sumando temporadas y ciclos. En 2021 ha cumplido su octava edición y este fin semana celebrará su vigésimo ciclo de actividades y conciertos, siempre de manera ininterrumpida y firmando éxito tras éxito hasta que la pandemia se cruzó como un cortocircuito. «Todo esto ha supuesto un frenazo a nuestro proyecto, pero también lo hemos vivido como un punto de inflexión. La pandemia nos hizo posponer todo el festival y cancelar todo para 2021. Hemos tenido que reinventarnos, una capacidad que siempre hemos demostrado», asegura Pinilla.

Este 2021 el festival ha regresado con el propósito de devolver a la música y la cultura el protagonismo y el espacio que se merece. «Planteamos música en streaming, que te pueden alegrar el día, pero somos de la idea de que la música en directo te puede salvar la vida, así que hemos hecho todo lo posible para que, después de la pandemia, vuelva la música en directo. No hemos podido hacerlo en nuestro formato habitual y hemos tenido que adaptarlo a las exigencias de sanidad, distanciamiento, aforos reducidos, asientos, un montón de controles para acceder. Todo esto hace que los presupuestos se incrementen, pero reencontrarse con el público merece la pena», valora el director de Estaciones Sonoras.

Desde el pasado mes de enero hasta hoy, Estaciones Sonoras ha programado diez conciertos que se han llevado a cabo en el Centro Cultural Avenida de Cascante y en la Iglesia de la Victoria. «Tenemos que destacar la buena acogida que han tenido por parte del público. No ha habido brotes de contagio, lo cual quiere decir que la gente se comporta y que la cultura es segura».

Con este bagage, Estaciones Sonoras afronta este mes de mayo con un formato más cercano al festival. «Nos ha tocado trabajar más horas más que nunca para poder cumplir con las medidas de sanidad. Exigentes pero necesarias. Pero esto no nos ha quitado las ganas y hemos logrado montar en el centro deportivo Termolúdico una platea con un aforo para 803 personas en un espacio de 1.800 metros cuadrados que ya nos ha aprobado el Gobierno de Navarra», explica Pinilla.

La gente tiene ganas de reencontrarse con la música. El festival agotó las entradas disponibles para la sesión del sábado, protagonizada por La M.O.D.A, Ginebras e INNMIR en Estaciones Sonoras en 15 minutos, y apenas quedan algo más de 100 para las sesiones del viernes y el domingo en las que actuarán Maika Makovski, Los Zigarros, Izaro y Los Flamingos. «Estamos un poco nerviosos. Esperamos que el resultado sea igual que estos 10 últimos conciertos y no haya contagios. Si sale bien va a ser un subidón de energía y de ilusión de cara a lo que viene», desea el director del Festival. Y lo que viene es el Estaciones Sonoras de Verano con un cartel para el viernes 20 de agosto con El Kanka y Con X the Banjo; y León Benavente, Amable, Las Dianas y los raperos EGR&ROS el sábado 21 de agosto.

Atractivo turístico e impacto económico

El festival Estaciones Sonoras ha conseguido hacerse un nombre en el panorama nacional de festivales de música por méritos propios. A día de hoy, reconoce Pinilla, «“Estaciones Sonoras se ha convertido ya en una marca consolidada, una cita en el calendario que pone a Cascante en el panorama nacional musical y turístico. Hemos sido de los primeros festivales navarros en publicar cartel, contado con el apoyo del Gobierno de Navarra, el programa Innova Cultural de Fundación Caja Navarra y La Caixa. Además de Enhol y Ámbar como principales patrocinadores, y con las pequeñas y mediana empresas locales y de la comarca que nos apoyan bajo el marco de la ley de Mecenazgo. Pero sobre todo nos gustaría destacar el apoyo incondicional del Ayuntamiento de Cascante, sin el que todo esto no sería una realidad, convirtiéndose en uno de los eventos más importantes que se celebran en nuestra localidad».

Según los organizadores, los 16.000 euros que el ayuntamiento de Cascante destina a Estaciones Sonoras generan un retorno de 200.000 euros en la localidad sin contabilizar los impactos mediáticos que genera el festival y en los que se menciona a la localidad. «Se ha apostado por la cultura como un punto de desarrollo desde el punto de vista turístico y económico y para nosotros es importante destacar que el Ayuntamiento apoye y se base en la cultura como uno de los medios de crecimiento económico de nuestra localidad».