El nuevo espacio que se ha adecuado en la planta baja del club de jubilados para un uso polivalente que de cabidas a diversas actividades

Cascante ha dado por concluidas las obras de adecuación de la planta baja del edificio que alberga el Club de Jubilados de la localidad con el fin de convertirlo en un nuevo espacio multiusos y dar cabida a más actividades de las que se celebraban hasta ahora.

La actuación ha tenido un presupuesto de 109.000 euros, de los que 52.000 han sido aportados por el Ayuntamiento de Cascante y el resto a través de una subvención del Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, dentro de las acciones recogidas en la ampliación del Plan de Inversiones Locales 2017-2019.

Las obras han consistido principalmente en la rebaja de techos para mejorar las condiciones acústicas de la sala y la reforma de los aseos, todo ello con una superficie de 286 metros cuadrados . Además, se han llevado a cabo labores para mejora de la iluminación y adecuación de paredes con el objeto de poder habilitar el espacio como sala de exposiciones.

La renovada sala se integra en un edificio que viene siendo utilizado por el Club de Jubilados Alegría y Amistad de Cascante desde su construcción, hace más de 30 años. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Cascante está llevando a cabo también la ampliación de la planta superior que alberga las dependencias del club mediante un proyecto de reforma cuyo coste asciende a unos 373.000 euros financiados íntegramente por el ayuntamiento.

Artículo anteriorLas ferias de fiestas se instalarán por último año en el paseo del Prado
Artículo siguienteEl PSN pide un abono único para las piscinas municipales y critica la «privatización encubierta» de las nuevas instalaciones de Clara Campoamor