El ayuntamiento de Corella ha iniciado las obras de reparación de la estructura de hormigón del frontón situado en las instalaciones de piscinas municipales. El frontón fue construido a finales de los años 60 del siglo pasado y en el año 2009 se cubrió con una estructura curva de vigas laminadas de madera. Sin embargo, en los últimos años se han venido produciendo desprendimientos en su estructura de hormigón, por lo que el Ayuntamiento de Corella encargó un Informe técnico para evaluar el estado de esta estructura, recopilando los daños y sus deficiencias definiendo el procedimiento de reparación más adecuado.

La pared que conforma el frontón es una construcción de ladrillo con acabado lucido mortero y pintura, con un entramado de 12 pilares de hormigón armado en toda la altura y coronados con una viga de hormigón armado. Este hormigón presenta carbonatación, que junto con su elevada porosidad y el bajo espesor de recubrimiento de la armadura, lo que ha provocado que las armaduras del hormigón se hayan corrido, con el óxido aumente el volumen de la armadura y se resquebraje el hormigón existente entre la armadura y el exterior. Para frenar el proceso de corrosión es necesario dotar a las vigas de hormigón de una capa de protección adecuada, pero no se ha considerado necesario reforzar la estructura.

El coste de los trabajos está presupuestado en 21.000€, más la instalación de una línea de vida (sirga de acero anclada en la cornisa) a lo largo de todo el frontón para futuros trabajos con total seguridad, con un coste de 1.600€ ya que la estructura no tiene acceso desde la vía público y es necesario hacerlo a través de especialistas en trabajos verticales en altura.

Artículo anteriorLos alumnos del IES Valle del Ebro participan en sesiones de sensibilización en el uso del DESA
Artículo siguienteLos alumnos del IES Valle del Ebro voluntarios en la gran recogida de alimentos