Anabel García y Esther Vidorreta

Decohogar es uno de los comercios veteranos de Tudela y que goza de una gran vitalidad. Hace algo más de un año estrenó nueva ubicación, en la plaza Sancho el Fuerte, y desde entonces, han visto aumentar el trabajo. “Siempre hemos trabajado bastante bien, a pesar de la crisis”, nos cuenta su responsable Anabel García, “pero la verdad es que ahora estamos muy contentos. No sabemos si es por el cambio de local o por las circunstancias, o ambas cosas”

Ahora, Decohogar está en un sitio mucho más céntrico, es más accesible y goza de mayor visibilidad. “El local, mucho más amplio, nos permite una división entre las dos líneas de negocio. Además, el escaparate da a dos calles, estamos en una esquina, pasa más gente…”. Anabel también nos cuenta que el año pasado trabajaron muchísimo, “quizás también porque la gente se volcó en cuidar el hogar. Lo cierto es que nuestro sector no se ha visto afectado por la pandemia, al revés, nos hemos visto beneficiados”.

Carpintería y textil

Decohogar cuenta con dos líneas diferenciadas pero que se complementan muy bien: carpintería y textil y decoración del hogar. “Ponemos suelos, parqués de todo tipo, laminados, puertas, armarios a medida, escaleras, barandados…, Todo lo que tenga que ver con la carpintería. En cuanto a la decoración, nuestro punto fuerte son las cortinas (además de estores, paneles, etc.). También tenemos todo tipo de complementos, cojines, colchas, fundas nórdicas… Pueden ser ya confeccionado o a medida, completamente personalizado. Cualquier cosa que necesite el cliente, podemos proporcionárselo, teniendo en cuenta la gran variedad de camas que existe hoy en día. En Decohogar puede encontrar todo lo que está buscando y con la calidad que nos caracteriza”.

30