Trujal de Cabanillas

FRANCISCO SIERRA/CABANILLAS
¿Te animas a un paseo para recorrer su historia desde el siglo II a.c. hasta la actualidad? ¿Te apetece disfrutar de una mañana completa? ¿Media mañana? Nosotros te acompañamos.
Corría el año 1124 cuando Alfonso el Batallador concede a la villa carta de puebla según el Fuero de Cornago y el 1142 cuando el rey García Ramírez dona la villa de Cabanillas y Fustiñana a la Orden Hospitalaria de los Caballeros de San Juan de Jerusalén. Serán los dos hitos que marcarán la historia de la villa. Casi 900 años de historia.
Las primeras huellas que podemos visitar las encontramos en el pequeño yacimiento arqueológico del castro de San Gregorio del s. II a.c. donde el mirador nos ofrece una espectacular vista del azud del Ebro .Aquí es donde nace la antigua Acequia de Cabanillas y Fustiñana (hoy Canal de Tauste) que con permiso del rey Teobaldo en 1252 abrieron los hospitalarios de la Orden de San Juan y que viene regando la villa desde la Edad Media.
A la entrada del pueblo y desde el mirador del Ebro, por el nuevo y agradable paseo peatonal a lo largo del canal de Tauste y la huerta como testigo llegamos a la otra punta de la villa. Allí nos espera la iglesia de la Orden de San Juan de Jerusalén de finales del siglo XII y principios del XIII que fue declarada monumento histórico-artístico en 1983 y es considerada por los expertos una joya del románico rural y único ejemplar del estilo de esta Orden hospitalaria y militar en la Ribera. Un bello y sencillo ejemplar del románico en el que viajarás entre figuras geométricas (triples rollos, cruces, motivos vegetales como palmetas y hojas, animales como un pez, liebre, monstruos con fauces abiertas y leones andrófagos, etc.
En el ábside disfrutaremos de figuras humanas vestidas con largas túnicas plegadas, dragones y dragoncillos con cabezas humanas que se cubren con distintos tocados, la flor de lis, leones, alguna jirafa y una gran decoración vegetal. Descubre dónde están los tres relojes solares.
¿El interior? Te adelantamos una imagen. Te invitamos a que lo descubras. Allí nos espera, entre otras tallas del XVIII, la escultura de Santa Margarita, titular del escudo de la Comunidad de Bardenas Reales.
¿Tomamos un café? Un descanso y a disfrutar de algunas obras de pintura y escultura de los siglos XVI-XVII que habitan como testigos silenciosos en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: una bella talla de la Inmaculada, San Roque del XVII y dos crucifijos romanistas. Y el pequeño retablo hispano flamenco de Santa Catalina de la primera mitad del siglo XVI. Un pequeño momento, un gran placer.
Tras la visita a esta iglesia, nuestros pasos se dirigen a una de las joyas mejor custodiadas en el imaginario del pueblo y nos asombraremos al descubrir una “joya del patrimonio preindustrial de Navarra” del siglo XVIII : el trujal de la Casa del Belver o conocida popularmente como “Casa de las Marquesas”. En 2006 fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento ya que se trata del único trujal de sangre conservado en Navarra y en 2009 se incluye en el plan de restauración patrimonial. Desde aquí nuestros ojos disfrutan de una bellísima vista del soto. El acceso al trujal nos ofrece una escalera doble similar a las empleadas en bodegas y lagares sicilianos del siglo XVIII. La fotografía nos invita a que entremos.

Desde El Judas al Paloteado y la Cesta Punta

Además de todo esto puedes disfrutar de representaciones populares como el paso de Semana Santa, El Encuentro y después de la famosa representación de El Judas el Domingo de Pascua. Desde 2015 se recuperó su paloteado documentado en 1865 como el más antiguo de la Ribera según las últimas investigaciones y que se baila en las fiestas patronales de agosto. El belén en Navidad está reconocido como uno de los mayores de Navarra y los partidos de cesta punta de la escuela Jai Alai a lo largo del año. Cabanillas. También nos ofrece rutas senderistas a pie o bicicleta para acercarnos al Bocal en un paseo apto para todas las personas y a un paso del Parque Nacional de las Bardenas. O simplemente dejar nuestra mente en blanco desde las espléndidas vistas a la huerta y al Moncayo desde la terraza de la sala cultural. Un auténtico mindfulness ahora que tanto se lleva. Merece la pena.
Para facilitarte esta aventura el ayuntamiento ha preparado un plan para la difusión del patrimonio de Cabanillas a través de un programa visitas gratuitas, que desde el próximo mes de abril te invita a descubrir lo que te hemos contado con varios tipos de visitas. No obstante, también se puede diseñar un programa más completo de acuerdo con el interés del grupo y la disponibilidad del guía.
a) Visita iglesia románica de la Orden San Juan (accesibilidad 100%.( 1,30 horas).
a) Visita a las iglesia románica + trujal (paseo a pie o en coche). (2,30 horas).
a. 10 a 11,30: iglesia.
b. 12.00-13.00: Casa del Belver y trujal.

Para ello te puedes dirigir a: cabanillasromanico@gmail.com

Lo antes posible abriremos un página en Facebook desde se ofrecerá la información actualizada. Cabanillas cuenta con el Albergue municipal, los bares y restaurantes y las diferentes casas rurales que te acogerán en tu visita.