Inicio La Voz en las Aulas Arranca en el IES Benjamín de Tudela el proyecto europeo “Melanogaster, Catch...

Arranca en el IES Benjamín de Tudela el proyecto europeo “Melanogaster, Catch the fly!”

Este año estudiando también el cambio climático a través de las moscas

IES Benjamín de Tudela
Alumnos participantes en el proyecto europeo

Al igual que en años anteriores, este curso 2021-22 los alumnos de 4º de ESO de la modalidad de Ciencias del IES Benjamín de Tudela, coordinados por Beatriz Sainz Gutiérrez e Imanol Lostalé Basabe (profesores de Biología y Geología del centro), continúan participando en el proyecto europeo “Melanogaster, Catch the fly!” sobre la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster). Es la primera Red Europea de Ciencia Ciudadana en Genómica de la Adaptación, liderado por la Dra. Josefa González (del Laboratorio de Genómica Evolutiva y Funcional del Instituto de Biología Evolutiva-IBE). Además, cuenta con la financiación del European Research Council (ERC). También de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) – Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Como novedad, además de colectar y clasificar los machos de las diferentes especies de Drosophila, este curso se han colectado y enviado moscas hembras vivas. Éstas se han mantenido vivas en el laboratorio durante varios días. La finalidad es estudiar la respuesta al estrés térmico de esta especie en un nuevo experimento dentro del marco del proyecto en el que participa el IES Benjamín de Tudela.

De hecho, uno de los nuevos objetivos del mismo es comprender cómo el cambio climático va a afectar a ésta y otras especies del planeta y sus posibles repercusiones para el ser humano. De ahí la relevancia de los resultados obtenidos por esta Red Europea de Ciencia Ciudadana. Estos tendrán importantes aplicaciones no sólo a nivel médico (permitiéndonos entender, por ejemplo, cómo algunos virus, como el virus zyka o el nuevo coronavirus, adquieren la capacidad de infectar al ser humano o una nueva especie, etc.), sino también a nivel agrícola y medioambiental, al proporcionarnos una valiosa información sobre las especies que podrían sobrevivir al cambio climático en ciernes y el futuro que le espera al planeta.

Artículo anteriorLos empresarios riberos se reencuentran para reconocer a Félix Guinduláin con el premio a la trayectoria empresarial
Artículo siguiente“Los vecinos de Fustiñana tienen muchas ganas de celebrar las fiestas de la Virgen de la Peña”