Siguiendo la tradición, en la mañana de ayer lunes de Pascua, los pueblos de Arguedas y Cadreita peregrinaron juntos hasta la ermita de la Virgen del Yugo, en el término municipal de Arguedas.

La peregrinación contó con la participación de numerosos vecinos de ambas localidades, entre los que se encontraban sus respectivos alcaldes, José Luis Sanz alcalde de Arguedas y Berta Pejenaute alcaldesa de Cadreita, que estuvieron acompañados por diversas autoridades forales como el diputado Alberto Catalán, el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, la alcaldesa de Castejón, Noelia Guerra, el alcalde de Valtierra Manolo Resa, Conchi Ausejo alcaldesa de Cortes y José María Agramonte presidente de la comunidad de Bardenas.

La devoción por esta advocación mariana data de finales del siglo XI, donde cuenta la leyenda que se apareció la Virgen del Yugo “al cojo de Arguedas” en la siesta. Ante la incredulidad de la gente, el cojo decidió volver a buscar a la Virgen quien le curó la enfermedad. Ante tal evidencia los vecinos creyeron en el milagro.

José Luis Sanz, alcalde de Arguedas, se mostró contento en esta primera romería a la Virgen del Yugo que vive como alcalde y destacó “el gran cariño y devoción que esta tradición de la romería a la Virgen del Yugo representa para Arguedas.” Por su parte Berta Pejenaute destacó que “este acto es una tradición que muestra la buena vecindad histórica que tienen Cadreita y Arguedas”.