Alumnos participantes en el ciclo

Durante los pasados meses de marzo y abril se ha celebrado en Tudela la edición de Cine Espiritual 2024, envuelto en un importante cariz solidario, en el que participaron los alumnos de religión de los centros educativos de Tudela: Compañía de María, Griseras, La Anunciata, Monte San Julián y el IES Valle del Ebro.

Fueron cientos los alumnos los que trasladaron por un día su sesión de clase al Cine Moncayo, donde aprendieron contenidos de la asignatura como la familia, la amistad, la superación personal, la vocación, la esperanza, la redención, la entrega, etc. Todo ello a través de las películas Glassboy, orientada para 5º y 6º de primaria y 1º y 2º de ESO y Sansón, orientada para 3º y 4º de ESO y 1º de Bachillerato.

Una vez en clase, siguió el trabajo correspondiente, mediante las guías sobre cada una de las películas, que habían sido proporcionadas por la Delegación de Enseñanza del Arzobispado, y que ayudaron a profundizar en el sentido y la temática de cada una de las proyecciones. De este modo, el alumnado compartió lo que había aprendido y se demostró todo lo que se había reflexionado.

Para acabar la jornada, varios grupos de 1º de ESO disfrutaron de la actividad “Viaje a Narnia”, donde trabajaron a través de dinámicas los temas de la libertad y de la redención a través de la conocida obra literaria de C.S. Lewis.

Cariz caritativo y social en el IES Valle del Ebro

Por otra parte, una treintena de alumnos de 4º de ESO del IES Valle del Ebro visitaron la residencia de ancianos “Ntra. Sra. de Gracia” de Tudela para conocer su funcionamiento y acercarse a la realidad de muchos ancianos. Por último, varios de ellos se prestaron voluntarios para quedarse a darles de comer, tomando contacto directo con los ancianos, poniéndose a su servicio y escuchando la experiencia de vida de sor Juana, Hija de la Caridad, comunidad que comenzó esta obra en la ciudad.

Fue esta, sin duda, una experiencia extraordinaria en la que los ancianos quedaron maravillados con el buen hacer y la disposición de los jóvenes de hoy día, y a los jóvenes se les abrió un poquito más el corazón, dejándose tocar también por la Caridad.

Apoyo al misionero navarro de los escolapios José Carlos

Como fondo de todo ello, el alumnado y sus familias donaron “la voluntad” para poder llevar a cabo esta edición, el objetivo ha sido doble: cubrir los gastos de la actividad, y recaudar fondos para colaborar en el desarrollo de una escuela en Brasil, proyecto llevado a cabo por José Carlos, misionero navarro perteneciente a los Hermanos Escolapios y con el que ha sido posible contactar a través de la delegación diocesana de misiones.

“Te daré gracias, Señor, de todo corazón; cantaré todas tus maravillas.” (Salmo 9, 2) Se comenta desde el Departamento de Religión del IES Valle del Ebro y se da las gracias también a todos aquellos que han hecho posible esta edición tan especial, empezando por las familias de los alumnos, que han aportado generosamente su donativo, a los profesores y a los propios centros educativos y sus equipos directivos, quienes han podido ubicar esta actividad en su programación.

Se agradece también a la Delegación Episcopal de Enseñanza, por estar siempre solícitos a lo que se necesita, a la delegación de misiones, por estar siempre activos, al Cine Moncayo de Tudela, por su amabilidad y a los Departamentos de Educación y de Cultura del Ayuntamiento de Tudela, por indicar los trámites a seguir. También se menciona especialmente la gestión de la residencia de las Hijas de la Caridad de Ntra. Sra. De Gracia, por mirar a los jóvenes con bondad y darles esta oportunidad.

Esperemos que el próximo año se celebre una nueva edición y no solo se repita la experiencia, sino que puedan participar más público y más entidades, de modo que se ayude más y se viva aún mejor.