Grupo de alumnos que ha participado en la primera sesión de la feria del voluntariado

Alrededor de un centenar de alumnos del colegio de Jesuitas colaborarán este curso con diversas ONG y entidades sociales de la ciudad a través del programa de voluntariado que impulsa la comisión de Desarrollo Social del Colegio San Francisco Javier.

Este miércoles, los alumnos de 4º de la ESO, 1º y 2º de Bachillerato, han podido conocer la labor de entidades como Andar, el Centro Lasa, Villa Javier, el Servicio de Atención Domiciliaria, Anfas, Cruz Roja, la planta de pediatría del Hospital «Reina Sofía», que se vienen sumando curso tras curso a esta iniciativa y en las que los alumnos desarrollan su voluntariado.

Por su parte, los alumnos aprovechan esta jornada para descubrir la labor que realizan las entidades e inscribirse en los distintos proyectos que éstas les ofrecen, una información con la que la Comisión de Desarrollo Social organiza los distintos grupos de voluntariado que saldrán del colegio.

Además de estos grupos, Jesuitas también cuenta con un grupo de alumnos para atender distintas acciones que requieren el apoyo del voluntariado, como ocurrió el pasado fin de semana con motivo de la celebración de la marcha contra el cáncer de la Ribera que organiza la AECC así como en la carrera popular Vuelta a la Mejana del Ayuntamiento de Tudela.

Sergio López, responsable de la Comisión de Desarrollo Social del colegio, ha sido el encargado de presentar a las distintas entidades que han acudido a esta cita con el alumnado. A todos ellos les ha pedido que reflexionen sobre cómo sería Tudela sin la existencia y el trabajo que desarrollan Anfas, Andar, Villa Javier, Cruz Roja o el Centro Lasa. «Todas son importantes y ninguna de ella podría desarrollar su labor sin vosotros» y ha animado a los alumnos a descubrir los distintos proyectos que ofrecen las entidades. «Sois importantes para ellos, porque sois foco de alegría y pura vitalidad».

20 años de solidaridad y 10 de voluntariado

La Comisión de Solidaridad del colegio San Francisco Javier se inició en el año 1999. Posteriormente se reconvirtió en la Comisión de Desarrollo Social en la que se impulsó el plan de voluntariado, que lleva desarrollándose aproximadamente 10 años, ha explicado Miguel Ángel Sáez, miembro de la comisión.

Sáez ha destacado la respuesta que dan los alumnos a la iniciativa. De los 350 alumnos que cursan en el colegio tudelano 4º de ESO, 1º y 2º de bachillerato, una tercera parte se suma a los proyectos de las ONG y entidades sociales de la ciudad. «Es un porcentaje importante, teniendo en cuenta que se trata de algo totalmente voluntario y que tiene mucho mérito en cursos como los de bachiller, donde los alumnos y alumnas se comprometen muchísimo y donde, más allá de los números, hay que destacar la labor tan buena que desarrollan», ha destacado Sáez.

La comisión de Desarrollo Social está formada por Sergio López, Robin Roth, Mª Ángeles García, Esteban España y Miguel Ángel Sáez.

Proyecto de Voluntariado

Los alumnos de 4º de la ESO desarrollan su labor de voluntariado en el Centro Lasa, donde ofrecen su colaboración en tareas de apoyo escolar a otros alumnos; la asociación Andar, para niños con déficit de atención, donde ofrecen apoyo escolar, ajedrez terapéutico y habilidades sociales; Cruz Roja, donde colaboran en campañas sociales y atención a ancianos; el Hospital «Reina Sofía», donde colaboran en la ambientación de espacios de la planta de pediatría; y el propio colegio San Francisco Javier, donde ofrecen a otros compañeros apoyo escolar, participan en la resolución de problemas y ayudan en tareas de comprensión lectora.

Representantes de las entidades que participan en la feria del voluntariado y de la comisión de Desarrollo Social del colegio de Jesuitas

Por su parte, los alumnos del 1º de bachillerato se sumarán a tareas de apoyo escolar en el Centro Lasa; ofrecerán acompañamiento a personas en situación de soledad en uno de los programas del Ayuntamiento de Tudela; prestarán atención a personas con discapacidad intelectual en Anfas; atienden el servicio de comedor en Villa Javier; acompañan a los pequeños ingresados en pediatría en el Hospital de Tudela; y, además, colaboran en el colegio ofreciento apoyo escolar a los compañeros, participan en la resolución de problemas y ayudan en tareas de comprensión lectora.

Por último, los alumnos de 2º de bachillerato tienen la posibilidad de desarrollar tareas de voluntariado en entidades como el ayuntamiento de Tudela, acompañando a personas en situación de soledad; con Anfas y Villa Javier, donde al igual que sus compañeros de 1ª, atienden a personas con discapacidad intelectual y atienden el servicio de comedor social respectivamente; también participan en el acompañamiento de niños en el hospital de Tudela; y tienen la posibilidad de sumarse al cuerpo de voluntariado europeo a través de los proyectos que impulsa la Unión Europea.