Beatriz Villafranca, maestra de educación infantil, y Piluqui Romeo, educadora en Mindfullness, son las responsables de Sinapsis Centro Infantil Montessori de Tudela, un proyecto orientado a niños de 0 a 3 años que propone a las familias un proyecto educativo desde el corazón y que da un giro a los planteamientos de la educación convencional.

Creemos que para educar hace falta la tribu entera, los padres, los educadores y el niño

Ambas han impulsado este nuevo proyecto en Tudela con entusiasmo, ilusión y una alegría que contagian a las familias que han apostado por este centro para que los pequeños tengan su primer contacto con el mundo educativo. «Entendemos que la educación de un niño parte de educar desde el corazón, dejando que sean ellos mismos quienes experimenten con las cosas que les ofrecemos en un ambiente cálido, acogedor, seguro… rodeados de un montón de estímulos y acompañados desde el cariño y desde el respeto como mejor manera para poder aprender y evolucionar», explica Beatriz Villafranca.

El centro, ubicado en la Calle Díaz Bravo nº 3, cuenta con dos aulas, destinadas a los niños y niñas de 0 a 2 años y de 2 y 3 años, aseos adaptados, cocina, comedor, sala de siesta y un patio, todo concebido y equipado como un espacio en el que los pequeños son los protagonistas. «Un niño no es algo en el que echar información para que aprenda, sino que es una luz que prender. La educación es algo bidireccional. Yo aprendo del niño y el niño aprende de mí, creando un espacio en el que el niño despliega todo su potencial todos nacemos siendo genios», señala Piluqui Romeo.

Un niño no es algo a lo que echar información para que aprenda, sino que es una luz que prender

Los pequeños son los protagonistas en el día a día del centro. Participan en las actividades que se les plantean, dan rienda suelta a su creatividad en los tiempos de juego libre o se implican en el funcionamiento participando en la elaboración de los almuerzos saludables. «La felicidad que nosotras tenemos y con la que hemos puesto en marcha este proyecto es la que transmitimos y es la que los niños se llevan a casa. Los niños son felices y un niño feliz es el que desarrolla mejor el potencial que lleva dentro», aseguran las responsables del centro.

Otra de las características del proyecto educativo de Sinapsis Centro Infantil Montessori es que está destinado al conjunto familiar. «La acogida que se le brinda a la familias se transmite al niño, que acude con más paz y más tranquilidad. También ofreceremos a los padres y madres la posibilidad de formarse con clases de inglés, yoga, mindfullness o terapias alternativas, ya que contamos con especialistas para abordar situaciones transitorias que se detectan en el desarrollo del niño que aportan las pautas para su resolución tanto en el centro como en la familia. Creemos que para educar hace falta la tribu entera, padres, educadores y niños».

El centro abre sus puertas de 8,30 a 20,00h. Cuenta con un servicio a demanda de madrugadores y trasnochadores (mínimo de 8 niños) y la posibilidad de horarios flexibles con bonos de horas tanto para alumnos matriculados como no matriculados. También cuenta con servicio de comedor.