Vamos a proporcionaros la receta de uno de los platos más tradicionales de la saludable Dieta Mediterréna, la Focacaccia de olivas con romero.

La focaccia es un pan plano, orginiario de la región italiana de Liguria y muy relacionado con la popular pizza, por sus ingredientes y sabor.

A la focaccia se le pueden añadir múltiples alimentos como el queso, embutido, hortalizas y hierbas aromáticas. En este caso, os daremos las claves para saber cómo elaborar una focaccia de olivas con romero, según la receta que nos facilita la cocinera, Amagoia Sola, y que llevó a cabo en el taller realizado en el marco de la XXV edición de las Jornadas de Exaltación y Fiestas de las Verduras 2019.


Ingredientes de la Focaccia de olivas con romero:

  • 350 gr. de harina de trigo de fuerza
  • 200 ml. de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Arbequina
  • ½ cucharada de sal
  • ½ cucharada de azúcar
  • 7 gr. de levadura seca de panadería (o 20 gr. de levadura fresca)
  • 40 gr. de aceitunas verdes deshuesadas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Arbequina
  • 1 cucharada de romero fresco
  • Sal gruesa

Cómo preparar la Focaccia de olivas y romero

  1. En primer lugar, en un bol lo suficientemente grande, ponemos la harina, la levadura, si es fresca hay que disolverla previamente en agua templada, y el azúcar. Mezclamos y hacemos un hueco donde vertemos el agua tibia.
  2. Empezamos a trabajar la masa, de dentro hacia fuera. Y añadimos el aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Arbequina. Un aceite de gran calidad, envasado a las pocas horas de su recolección en los olivares de Sandúa, al sur de Navarra. Este aceite le aporta sabor y calidad a la focaccia, sin duda.

Después del aceite, incorporamos la sal, y cuando la masa esté más compacta, la trabajamos sobre la encimera, donde habremos esparcido harina, para evitar que se nos pegue.

El trabajo de amasado dura unos 10  minutos. Una vez trabajada, la volvemos a depositar en el bol y dejamos que la levadura fermente. Tapada con un paño y en un lugar seco y templado.

Después de este tiempo, la masa de focaccia habrá aumentado su volumen. Volvemos a trabajar un poco la masa.

Hecho esto, llega el tiempo de horneado de este pan casero con olivas y romero.

Extendemos la masa sobre la bandeja del horno, de tal forma que nos quede con un grosor de unos 2 cm., previamente engrasada con aceite de oliva. Hacemos huecos en la superficie de la focaccia con los dedos y rociamos con un poco de sal gorda, las aceitunas cortadas en aros, hojas de romero, y un chorro de aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Arbequina. Dejamos reposar la masa una media hora antes de hornear.

Con el horno precalentado, asar durante unos 15 minutos a 250º, con calor arriba y abajo. Un buen truco de cocina es tapar la focaccia con papel aluminio, para evitar que se queme la superficie de la focaccia.

Pasado ese tiempo, dejamos que se enfríe o bien esperamos a que esté templada y ya podemos degustar esta deliciosa focaccia de olivas y romero. Riquísima!