Jesús Maria Barrado

Una entrevista de ENRIQUE PEJENAUTE/MILAGRO

Jesús Mari Barrado Pardo será este Domingo el Pregonero de la 23ª Fiesta de la Cereza de Milagro, de la que fue el impulsor, en su etapa de alcalde de esta localidad de la Ribera de Navarra.  Nacido en Milagro, el 6 de junio de 1952, jubilado como funcionario de la Administración de Justicia, Licenciado en Psicología por la Universidad Central de Barcelona. Ocupó la alcaldía de Milagro cuando trabajaba de funcionario en el Juzgado de Paz de Arnedo. La lectura es una de sus pasiones que le ocupa una parte importante del día, junto con la bicicleta estática y alguna planta o flor que planta en maceta y tengo por el corral, tenía más aficiones pero con la edad se me han limitado bastante, señala Barrado .
Jesús Mari Barrado Pardo, alcalde por el PSN, entre 1999-2003, fue el idealista e impulsor de la fiesta de la cereza que en esta edición está de efemérides al cumplirse sus bodas de plata, 25 años de su puesta en marcha, pero 23 ediciones celebradas, 2020-21, el Covid 19 no lo permitió, desde que se iniciara esta ya consolidada y catalogada Fiesta de Interés Turístico Regional Cultural.
Enhorabuena Jesús Mari por ser el pregonero de una celebración tan importante en Milagro.
Gracias.
¿Qué se siente al ser el elegido con esta distinción de ser el pregonero y recibir la insignia de oro de tu pueblo?
La noticia por parte del alcalde me la tomé como agradecimiento por haber sido el fundador de la Fiesta al cumplirse los 25 años, ese es el sentimiento con el que me quedo, aunque reconozco que me siento orgulloso, también.
¿Cómo le surgió, allá en el 2000, tan lejos, tan cerca, la idea de una celebración para ensalzar el rojo y afamado fruto de Milagro, fue al llegar a la alcaldía o ya la venía madurando?
No, no, fue al llegar a la alcaldía. Cuando venía de trabajar de Arnedo, al pasar por Rincón de Soto, me ofrecieron una tarrina de sus peras que estaban promocionando y me dije ¿por qué no hacemos lo mismo con la Cereza de mi pueblo? Ese sería el origen de la idea y luego también viendo que en otros pueblos de nuestro entorno ensalzaban con encuentros festivos a sus productos (espárrago de Lodosa, etc.)
¿Cómo se tomaron las personas a quienes les comentó de poner en marcha la idea de esta celebración, alguien le comentó que no funcionaría o por el contrario todos creyeron en ello?
En general bien, siempre hay, nunca mejor dicho, un aguafiestas. Como anécdota, decirte que el entonces Secretario General de los Socialistas de Navarra me dijo “no fastidies “Barrado” que se te ha ocurrido esa fiesta”. Luego se peleaba por venir todos los años.
Toda vez que se celebraron en su legislatura tres ediciones, ¿cuando dejó la alcaldía pensó que esto se terminaría o le veía continuidad?
Pude llegar a pensar que la dejaba húerfana, pero no fue así, todo lo contrario, se potenció. Lo que es bueno para el pueblo no se debe quitar ni cambiar.
¿Qué siente ahora, 25 años después de la puesta en marcha de aquella que fue una idea y ahora una consolidada realidad?
Una gran satisfacción, es como recoger la cosecha, un símil muy apropiado, después de haber sembrado.
¿En qué línea,o de que va a tratar su discurso, lo llevará en chuleta o lo dejará a la improvisación?
No, no, lo leeré, para decir todo lo que he escrito. En estos casos la emoción te puede traicionar y dejar en blanco.
¿Qué les quiere decir a sus vecinos y visitantes?
A los vecinos dar las gracias por haber apoyado e impulsado, cada uno a su manera, la Fiesta y a los visitantes que vengan si pueden ser, más que el año anterior, aunque el día coincida con unas elecciones Europeas que son muy importantes. La Cereza de Milagro, también es Europea y a lo mejor, quien sabe, un día nos reconocen como Fiesta de Interés Turístico Europeo.
Gracias y doble enhorabuena por ser el impulsor de esta fiesta ya con 25 años y por lo de pregonero.