Inicio Tudela «Después del boom de la semana pasada, las compras han bajado»

«Después del boom de la semana pasada, las compras han bajado»

Pilar López Sesma continúa estos días atendiendo al público en su establecimiento de Martín Martín en la galería comercial de un centro comercial tudelano

Pilar López seguirá con su tienda abierta al público a pesar de la crisis del coronavirus
Pilar López seguirá con su tienda abierta al público

Tener su establecimiento en la galería de un centro comercial, permite a Pilar López Sesma tomar el pulso al día a día. Desde detrás de su mostrador, en la tienda de Martín Martín, continúa atendiendo a aquellos que se acercan a comprar pan y prensa, así como otros artículos de alimentación que ofrece allí.

«Justo antes del estado de alarma», nos cuenta Pilar, «la sensación fue de locura, sobre todo el fin de semana, parecía Navidad. Era un agobio la cantidad de gente que había comprando». Sin embargo, estos días, asegura que ya está todo mucho más tranquilo. «Por las mañanas hay algo más de gente, pero por las tardes, en general, han bajado mucho las compras, más de lo normal, imagino que la gente tiene la nevera llena».

Eso sí, la conversación que mantiene con todo el que se acerca por allí es un monotema: «el miedo al contagio, el miedo por la crisis económica que se nos viene encima…», comenta, «y poco más, eso es lo que va comentando la gente. Hay mucha preocupación».

«Se venden más chuches para los niños»

Ella permanece con el establecimiento abierto por los productos que vende de primera necesidad: «Viene la gente a por el pan y la prensa, y luego ya tenemos otros artículos, como chucherías, bollería… Estos días se están vendiendo mucho, para que los padres puedan tener a los niños entretenidos en casa. Se venden mucha chuche, muñequitos… Para hacerles un chantaje emocional: nos quedamos en casa y te doy esto»…

Igualmente, comenta que hay gente que está comprando algo más de caprichos para comer:  «supongo que ya que hay que estar en casa, por lo menos darse una alegría». Eso sí, no puede evitar los nervios: «Sí, estoy nerviosa, claro, te vas todos los días a casa con la sensación de que ya lo has pillado, pero cuando llegas a casa te relajas, y ya no tienes ningún síntoma», dice con humor. «Es que viene todo el mundo hablando del mismo tema y luego te parece que te duele la garganta, los huesos… Pero luego llegas a casa, te das una ducha, te ponen en tus faenas, te relajas completamente y se te va todo, pero si que te vas del trabajo con la angustia». Pero, a pesar de todo, Pilar seguirá siendo una de esas personas que nos abrirán su establecimiento cada mañana.

Otras noticias relacionadas:

«Han llegado a pedirnos una copa de coñac, cómo si no pasara nada»