Ignacio Latorre Biel, Ana Insausti, Erika Navarro y Ana Bays

La Universidad Pública de Navarra (UPNA), a través de su Facultad de Ciencias de la Salud, y el Ayuntamiento de Tudela están colaborando en un proyecto de investigación de técnicas de tonificación del suelo pélvico en mujeres primíparas y/o multíparas de 30 a 65 años. El proyecto se concretará en tres cursos, en las modalidades presencial o semipresencial, dirigidos a mujeres de las características mencionadas, que se desarrollarán entre el 2 de marzo y el 8 de mayo en el complejo municipal Ribotas, ubicado en la capital de la Ribera.

Los cursos se enmarcan dentro de los objetivos previstos en la red de ciudades saludables españolas, asociación creada en 1988 en la Federación Española de Municipios y Provincias cuyo objetivo es la salud y el desarrollo sostenible y que ha desarrollado la estrategia “Salud para todos”, a la que Tudela pertenece desde el pasado mes de febrero. El plazo de inscripción para apuntarse a los cursos da comienzo hoy y concluye el 28 de febrero y puede realizarse en las oficinas del Servicio de Atención Ciudadana (SAC) de Tudela.

El contenido de los cursos y el proyecto de investigación se han presentado en la mañana de este lunes, 17 de febrero, en el Ayuntamiento de Tudela, por las profesoras de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UPNA Ana Insausti Serrano y Ana Bays Moreno, la concejala de Sanidad del consistorio ribero, Erika Navarro Ruiz, y el director de Área del Campus de Tudela de la Universidad, Juan Ignacio Latorre Biel.


Ejercicios dirigidos a mejorar la musculatura y prevenir problemas

El proyecto tratará de examinar y describir los efectos de las distintas técnicas de tonificación del suelo pélvico tras un periodo no invasivo de entrenamiento de 8 semanas (2 sesiones de 50 minutos por semana) sobre la musculatura abdominal y el equilibrio en mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 65 que hayan tenido, al menos, al menos, un parto vaginal y presenten síntomas de incontinencia urinaria postparto. El estudio consistirá en la realización de sesiones supervisadas por un fisioterapeuta con el objetivo de aumentar la fuerza muscular, mejorar los problemas descritos y corregir la postura, además de la respiración y el sueño.

Este entrenamiento tiene, además, “un fin preventivo en personas que realizan deportes de alto impacto pélvico como correr, step, crossfit, o que tocan instrumentos de viento como trompeta, corneta, fagot o gaita, entre otros”, según se apunta desde el grupo investigador. Las participantes serán evaluadas al inicio de las sesiones y pasadas ocho semanas, momento en el que finalizará la intervención. En el caso de los cursos semipresenciales, las participantes serán instruidas en las técnicas, que pondrán en práctica en el domicilio y, en los cursos presenciales, los ejercicios se realizarán en las instalaciones del servicio de Deportes del Ayuntamiento de Tudela.