Operarios de Cespa echando sal en una de las calles de Tudela

El paso del temporal Filomena por Tudela ha dejado un nuevo enfrentamiento entre UPN de Tudela y el Gobierno de Navarra por la gestión que se ha realizado de las incidencias ocasionadas por la nieve.

«Después de 48 horas agotadoras trabajando para ayudar en la mayor nevada caída en la ciudad de Tudela en los últimos 30 años, debemos resaltar la nula preocupación de la Presidenta del Gobierno de Navarra», manifestaban las redes sociales los regionalistas. «Ni una sola llamada al alcalde, la máxima autoridad de la ciudad, para ver qué tal está Tudela. Sepa usted que cuando se trate de ayudar, la segunda ciudad de Navarra ya no la echará en falta señora. No nos merecemos tanta indiferencia. Una vez más Sra. Chivite no ha estado a la altura de su cargo», acusaban.

La propia Chivite era interrogada por esta cuestión durante una visita a la capital ribera. «Si esto es todo lo que tiene que decir UPN de la gestión de Filomena es que lo hemos hecho muy bien. Creo que ha sido una gestión perfectamente coordinada, el propio alcalde de Tudela forma parte del Comité Asesor de Emergencias, ha estado en todas sus reuniones, y me parece una crítica bastante infantil», ha concluido Chivite.

Reconocimiento a los efectivos que han trabajado durante el temporal

En el terreno práctico, la Policía Local de Tudela ha coordinado las acciones que se han llevado a cabo en la capital ribera durante el temporal desde la madrugada del 9 de enero, cuando comenzó a nevar. La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Tudela puso a disposición de las autoridades 3 vehículos y 10 voluntarios en tres turnos para cubrir las necesidades que se les requería desde la propia Policía y SOS Navarra.

Operarios del servicio de limpieza viaria se encargaron de esparcir sal por las zonas más transitadas y acometer la limpieza de puntos críticos, como los accesos y patios de los centros educativos que retomaban sus clases el lunes día 11 de enero, unas tareas de limpieza que se prolongaron hasta la jornada del martes 12 enero y en las que han participado doce equipos a pie, dos vehículos de abastecimiento de sal al personal desplegado, formado por 20 empleados y un refuerzo de dos brigadas encargadas de atender recorridos alternativos. A ello se sumó una baldeadora equipada con cuchilla quitanieves para abrir paso especialmente en el casco antiguo y en zonas peatonales con tránsito más alto y vehículo con el esparcidor de sal.

A estas tareas también se sumaron efectivos del parque de Bomberos de Tudela que desde la jornada del 9 de enero colaboraron en la limpieza de los accesos al Centro de Salud Santa Ana y el Hospital de Tudela.

En donde sí ha habido unanimidad política ha sido en el reconocimiento al trabajo que todas estas personas han realizado durante un intenso fin de semana en adversidades metereológicas. «Gran trabajo de Policía Local y resto de fuerzas y cuerpos de seguridad y Bomberos. Gracias a todos por su gran labor», compartía desde sus perfiles sociales el alcalde de la ciudad, Alejandro Toquero

A estas palabras se sumaban las de la oposición municipal. «Queremos agradecer el enorme esfuerzo del voluntariado y la labor de los cuerpos de seguridad y limpieza que han minimizado los efectos de la nevada en Tudela y la Ribera, y han facilitado el trabajo de sanitarios y la población en general. Una vez más, ¡¡GRACIAS!!», difundía en sus redes Izquierda Ezkerra.