Compartir
Josean Fraile, concejal de Festejos del ayuntamiento de Tudela

Josean Fraile Lasanta aborda sus primeras fiestas al frente de la concejalía de Festejos tras su llegada al ayuntamiento el pasado mes de mayo. Sus primeras tareas han sido cerrar y concretar algunos de los temas relacionados con las fiestas de Tudela, “unas fiestas que no dudo que van a ser interesantes y en las que se ha intentado dar cabida al mayor abanico posible de gustos para diversión de los vecinos y vecinas de Tudela”, destaca.

“Personalmente las viviré como siempre, con la diferencia de que habrá una mayor cercanía con colectivos y personas dada la representatividad de la concejalía de Festejos, pero en la medida que pueda trataré de vivirlas exactamente igual que hasta ahora”.



Sus primeras palabras han querido ser de agradecimiento a al trabajo que han desarrollado los técnicos y que, reconoce, le han facilitado mucho la tarea a un recién llegado como él y con un chupinazo listo para dar comienzo a siete intensos días de fiesta. “Su trabajo ha sido de gran ayuda. Vivir de cerca todos los preparativos hace que te des cuenta de todo el volumen de trabajo que mueven las fiestas de Tudela y que esto no es un corta y pega. Si coges el programa y hay muchas cosas para disfrutar”, apunta. En este sentido resalta también la aportación que realizan peñas y otros colectivos. “Creo que su trabajo es fundamental. El ayuntamiento tiene una capacidad de gestionar, de organizar y de apoyar, pero la iniciativa desde luego tiene que ser de los colectivos y de las peñas”, resalta.

Fraile tiene un año por delante para aportar su impronta festiva a los festejos de Tudela. “He desembarcado hace apenas un mes y me he centrado exclusivamente en los actos de este año pero que duda cabe de que en cuanto finalicen habrá que mirar a las del año que viene. Creo que habrá que ser realistas, ver el dinero que tenemos y lo que se puede hacer con ello. Como concejal puedo  decir que hasta ahora hay una programación de la que nos podemos sentir satisfechos. Creo que son unas fiestas plurales, que llegan a distintos colectivos, niños, jóvenes, adultos, mayores… esto no es una invención de dos días, son actos con muchos años y, aunque se esté abierto a novedades, son actos que funcionan y que personalmente veo muy bien”.



Respecto a la programación de este año, Fraile destaca la aportación musical con la presencia de los tudelanos Con X the Banjo en la Plaza de los Fueros el 27 de julio, la celebración de tres corridas de toros, el homenaje al Tudelano Ausente cuya organización asume la peña La Jota en la Plaza Yehuda ha Levi o la incorporación a los actos del homenaje al Tudelano Adoptivo, por parte de la Federación de Peñas. También sale a la calle por primera vez el premio Quiosco de Oro y se incrementan los premios del concurso de fotografía de Tudela. “En líneas generales se ha hecho un esfuerzo económico en lo que es la partida para festejos respecto a la del pasado año llegando a un presupuesto para fiestas de Tudela de 364.192, 19.000 euros más”, ha destacado.

Su deseo para estas fiestas es que se desarrollen con normalidad, sean unas fiestas divertidas, agradables y lúdicas para todo el mundo.”Nuestro principal temor es que no haya conflictos graves como peleas o como lamentablemente vemos cada vez más agresiones sexistas. “Es un problema y ante los hechos poco podemos decir. Afortunadamente estamos viendo cómo reacciona la mayor parte de la población pero es un tema que estamos viendo que no mejore y las fiestas, no solo las de Navarra o las de Tudela, todas en general son un caldo de cultivo para este tipo de hechos. A nivel de ayuntamiento contamos con un protocolo coordinado con la policía pero eso no quita para que un día haya cuatro descerebrados que nos generen un grave problema”.