Gorka García Izal, alcalde de Corella

Pese a las dificultades que ha traído la pandemia a nuestras vidas, Gorka García, alcalde de Corella, destaca el trabajo que se ha desarrollado en el ayuntamiento de la localidad durante estos dos últimos años. «Es verdad que han estado muy marcados por la Covid-19, que nos ha hecho replantearnos muchas cosas y priorizar las necesidades más inmediatas. Se ha hecho un gran esfuerzo por mantener la salud, sobre todo de nuestros mayores en la Residencia, pero también ha sido el momento de plantear proyectos, sacar adelante asuntos que estaban bloqueados y tener cosas preparadas para seguir adelante cuando se vuelva a la normalidad».

¿Cómo valora estos dos años en la alcaldía en la que es su segunda legislatura al frente del ayuntamiento de Corella?

Desde luego han sido muy diferente los de la legislatura anterior pero creo que hay que hacer una valoración positiva. Estoy satisfecho con el trabajo que estamos realizando y en estos dos años espero que muchos proyectos sean una realidad.

Hemos habilitado 25.000 euros para apoyar la digitalización del comercio local

¿Se puede hablar de normalidad en la actividad municipal?

Se puede hablar de casi total normalidad. No hay todavía fluidez, seguimos marcados por un contexto de pandemia pero poco a poco se va flexibilizando. Hay que ser valientes y hay que ir saliendo, sin saltarnos normas, pero si ir dejando atrás estos dos años tan críticos.

¿Qué proyectos han podido llevar adelante en estos dos años?

Hay varias obras que hemos realizado. Hemos puesto el foco sobre todo la Residencia Hogar San José, donde se ha hecho un importante esfuerzo desde el ayuntamiento de Corella y desde el Gobierno de Navarra que también ha apoyado esta actuación que ronda los 200.000 euros y que nos ha permitido acometer una importante actuación que queremos que esté concluida el próximo 30 de septiembre. Había problemas de saneamiento, malos olores, y lo que era una obra sencilla se convirtió en un problema. Hubo que tirar todo un ala de la residencia, acometer un nuevo saneamiento y se ha aprovechado para reubicar espacios más amplios y adecuados a las necesidades actuales.

Otra de las obras que ha supuesto una satisfacción para nosotros ha sido resolver por fin el embudo de las calles Laurel-Tajadas y que impedía el paso de coches y autobuses. Ha habido que llegar a un acuerdo con los propietarios y se ha conseguido llevar adelante. El próximo mes de octubre tendremos ese espacio que ha quedado decorado y ponemos fin a una situación que llevaba años ya que se había intentando desde anteriores legislaturas. Ahora ya es una realidad y estamos muy satisfechos.

En el colegio se ha mantenido con el plan de inversiones que venimos desarrollando desde la anterior legislatura. En esta ocasión hemos acondicionado dos aulas, se ha habilitado un almacén y se ha solucionado el problema que había con las fluviales que afectaba tanto al colegio como a los vecinos de las casas colindantes. También se ha instalado placas fotovoltaicas en el colegio que va a permitir el autoabastecimiento del colegio, el polideportivo y las piscinas y que nos permitirá crear una aula de energía en el colegio para ver cómo funciona este modelo de energía.

También hemos trabajado en varios proyectos que miran al futuro del Corella en el largo plazo, sobre todo con el polígono industrial. Ya hemos comenzado a entablar negociaciones con el Gobierno de Navarra y Nasuvinsa ya que creemos que es un proyecto que no se puede dilatar más. La necesidad es imperiosa. Es el futuro de Corella y estoy convencido de que se llegará a buen puerto con ello.

Por último, hemos realizado una modificación presupuestaría de 200.000 euros procedentes del remanente de tesorería para adecuar la calles de Corella e ir mejorándolas.

La determinación de este ayuntamiento es solucionar el conflicto del comunal

¿Qué proyectos tienen sobre la mesa para la segunda mitad de la legislatura?

Sacar adelante el polígono industrial es una de las metas que nos hemos marcado. Tenemos también sobre la mesa la instalación de diferentes parques fotovoltaicos y eólicos que creemos que pueden ser una importante fuente de ingresos que nos van a permitir invertir en la ciudadanía y en la mejora de Corella.

También queremos impulsar el turismo. Hay ideas, proyectos, y queremos darle un vuelco al tema. Llevamos muchos años con la Ciudad del Barroco pero queremos dar un paso más allá y enfocarnos en hacer de Corella una ciudad más atractiva capaz de generar sinergias para que el visitante no sea de paso, se quede, y desde aquí visitar distintas zonas. Creo que hay potencial.

¿Qué supondrá para Corella que salgan adelante estos proyectos fotovoltaicos y eólicos?

Desde el ayuntamiento hemos intentado buscar emplazamientos en los que el impacto medioambiental y de usos sea el menor posible. Si se concretan, va a suponer que el ayuntamiento cuente con unos ingresos muy importantes que pueden significar un antes y un después en la capacidad de inversión y que redundará en la calidad de vida de todos los corellanos y corellanas.

Han sido tiempos muy complicados para muchos profesionales autónomos, la hostelería, el ocio nocturno, ¿qué medidas ha articulado el ayuntamiento de Corella para apoyarles y como valora su impacto?

Junto a la Asociación de Comerciantes lanzamos una campaña de bonos por un importe de 25.000 euros que funcionó muy bien ya que se agotaron todos los bonos. Ahora volvemos a trabajar con los comercios y otros sectores de la localidad en un convenio para apoyar la implantación del comercio electrónico en la localidad. Se están preparando cursos, se están preparando los propios comercios y desde el ayuntamiento hemos habilitado otra partida de 25.000 euros para apoyarlo.

Como muchos otros ayuntamiento también apostamos por no cobrar la tasa de terrazas y hemos sido más flexibles para que estos sectores pudieran mantener al menos algo de actividad.

Corella debe posicionarse en un sitio de privilegio como destino turístico

Después de estos dos años de legislatura, ¿cómo podemos describir la situación socioeconómica de la localidad?

Creemos que el pequeño comercio y las pequeñas empresas se han podido resentir, pero en líneas generales se ha seguido trabajando, saliendo, consumiendo, y creo que la localidad se ha repuesto muy bien. Las empresas siguen en marcha, me transmiten que están bien, aunque hay algunos problemas de abastecimientos pero también es señal de que la economía sigue en marcha y va remontando.

¿Cómo valora la relación de Corella con el Gobierno de Navarra?

Como alcalde de la localidad no me puedo quejar. Hago una valoración positiva. Se están financiando varias obras con el Gobierno de Navarra. Durante la crisis sanitarias me he sentido apoyado cuando lo he necesitado, y estamos trabajando bien con ellos. La verdad es que no hay ningún problema de comunicación, es fluida, y cuando los necesitamos están.

¿Qué proyectos trabajan de manera conjunta con las diferentes consejerías?

Sobre todo el tema de obras que se han podido financiar con diferentes enmiendas incorporadas al presupuesto e impulsadas por el PSN-PSOE, Geroa Bai. Otras cuestiones han sido el Plan Municipal y sobre todo el Polígono Industrial, donde como alcalde de Corella me toca hacerles ver y comprender esa necesidad urgente que tenemos. El polígono es necesario, estamos ubicados en un lugar privilegiado y será bueno tanto para Corella como para el resto de localidades.

Se han invertido 200.000 euros en la mejora de la Residencia Hogar San José

¿Cómo valora el trabajo de la oposición en el ayuntamiento?

Desde la legislatura pasada el clima político es bueno en Corella. Es cierto que los 4 años anteriores había una coalición y que en esta ocasión no tenemos mayoría absoluta con lo que tenemos que contar siempre con apoyos. Con el PSN-PSOE hay una relación cordial, y se apoyan los proyectos que entienden que son buenos para la localidad.

No hay crispación en los plenos y no hay crispación en la calle. Hay trabajo de oposición y crítica al trabajo del equipo de gobierno, como tiene que ser y que veo como algo positivo para todos, pero la comunicación es buena y nos permite llegar a acuerdos.

¿Cuál es la situación económica y financiera del ayuntamiento?

Este año hemos contado con un presupuesto de más de 8 millones de euros y que incluye tanto al ayuntamiento como a la residencia. Las cuentas de Corella están saneadas. Se ha ido reduciendo la deuda, se ha aumentado un remanente de tesorería que ahora supera los 3 millones de euros y que nos da cierta capacidad para gastar. Son unas cuentas saneadas, positivas y somos conscientes de lo que supone el control del dinero público, de todos y todas.

El año pasado, pese a la crisis sanitaria, la localidad llevó a cabo inversiones que superaron el millón de euros

Contamos con unos 700.000 euros para acometer inversiones propias por ejercicio. Es un porcentaje limitado y que tratamos de complementar con la implicación del Gobierno de Navarra en los proyectos o las ayudas del Plan de Infraestructuras que, por ejemplo, el año pasado nos permitió superar la cifra del millón de euros en inversiones.

Este año nos han llegado inversiones gracias a las enmiendas incorporadas por los partidos políticos a los presupuestos, contamos con el Fondo Covid de recuperación, estamos trabajando en diferentes proyectos que optan a Fondos Europeos y trabajamos con Nasuvinsa en el tema de rehabilitación urbana de edificios de los años 60-70 para que puedan acceder a ayudas muy interesantes para su reforma y rehabilitación en temas de accesibilidad, envolventes, eficiencia energética.

¿Cuáles son los principales retos que debe afrontar la localidad?

Hay muchos. Sobre todo, aunque sea reiterativo, el tema del Polígono Industrial. A Corella le queda que lleguen empresas para terminar de reducir un porcentaje de desempleo que, aunque no es muy elevado, sigue siendo un reto para este ayuntamiento.

Otro reto es la llegada del Canal de Navarra resolviendo el conflicto existente con el comunal. Que llegue el agua del Canal es una necesidad para la localidad, no solo para el campo, también para el desarrollo de la industria que demanda agua.

Y por último, como reto para estos dos próximos años, a Corella le queda posicionarse en un sitio privilegiado en el sector del turismo como una ciudad moderna y atractiva.

La economía de la localidad sigue en marcha y va remontando

¿Cómo valora el proceso que se ha abierto para cerrar la situación del comunal de la localidad?

Lanzamos unos convenios a los vecinos para aclarar las parcelas sobre las que hay litigio. Hemos recibido algunas alegaciones por parte de un sector de estos particulares y están en proceso de resolución. Nos queda esperar y ver cómo se aclara.

La determinación de este ayuntamiento es solucionar este conflicto porque de ello depende, sobre todo, la llegada del Canal de Navarra. El agua del canal no llegará a Corella si no se resuelve este conflicto al que no se le ha querido hincar el diente hasta ahora por su complejidad y polémica. Ha llegado el momento de ser valientes, resolver el problema y, más allá de cualquier revuelo o malestar, está el bien común de Corella. Como alcalde no me puedo permitir que llegue el Canal y que éste no deje agua en Corella. Sería algo imperdonable.

Artículo anteriorTiempo libre, por Alfonso Verdoy
Artículo siguienteComprar en Castejón tiene premio