Miguel Aguirre Yanguas, alcalde de Fitero

Miguel Aguirre Yanguas afronta con mucha ilusión y algunos nervios sus primeras fiestas patronales en honor a la Virgen de la Barda, como alcalde de Fitero. Unas fiestas que comenzarán el próximo día 14 con el cohete anunciador y el popular “Bolo” y finalizarán el 22 de septiembre con el pobre de mi.
Miguel, ¿cómo espera vivir estos días tan frenéticos?
Ya estoy nervioso, lo reconozco. Serán unas fiestas distintas. Por un lado con el sentido de la responsabilidad de que todo salga bien, no haya incidentes y todo salga conforme a lo programado. Pero también con un importante plus de emoción. Las fiestas patronales siempre provocan que los sentimientos estén a flor de piel.
¿Lanzará usted el cohete?
Siento no poder responder a esta pregunta. Aún no lo tengo decidido. Y no es que quiera escabullirme de la respuesta; sinceramente me haría mucha ilusión, pero reconozco que cualquier miembro del equipo de gobierno tiene más méritos que yo para tener el honor de lanzar el cohete con el que abrimos las fiestas.
¿Qué significa para los fiteranos y para usted El Bolo?
Una expresión de unidad, de convivencia. Brincamos y bailamos juntos. Y en cada salto y en cada baile subrayamos que nunca debe existir nada que nos distancia para vivir lo que somos. El bolo es una expresión de unidad festiva.
¿Qué es lo que más le gusta de las fiestas de su pueblo?
Las tradiciones de sábado y domingo: el Bolo, el Rosario por las calles de Fitero, la Salve y la Procesión. Pero hay algo que me encanta tanto o más: ver las calles llenas de gente que disfruta, que ríe, que canta, que baila…
¿Qué tienen las fiestas de Fitero que las diferencien de otras?
Cada pueblo tiene su idiosincrasia. No es posible comparar las fiestas de nuestros pueblos. Cada pueblo las vive de una manera y hace que cada pueblo disfrute de sus mejores fiestas.
La Virgen de la Barda
¿Qué significa la Virgen de la Barda y San Raimundo?
Fe, devoción y religiosidad. Son nuestros Patronos. Me encomiendo a ellos y encomiendo a ellos a todo el pueblo de Fitero.
¿Hace peña?
Mi peña es el “Tamen”. El número de componentes van variando ya que algunos no viven permanentemente en Fitero y no siempre pueden estar en las fiestas. Podemos llegar a juntarnos hasta 16 personas. Son mis amigos de toda la vida, a los que les debo mucho, más de lo que ellos mismos pueden imaginar. Aprovecho para decirles que tengo muchas cosas que agradecerles, pero sobre todo el haber estado ahí, en “mis duras y en mis maduras”. Los quiero.
Tras las fiestas tocará volver a la normalidad, ¿Cómo afronta esta legislatura?
Con ilusión. Cuando acabe esta vorágine de fiestas empezaremos a programar y diseñar la legislatura. Realmente no hemos tenido tiempo de hacerlo. Fue empezar la legislatura y tener que encarar muchas actividades que requerían máxima atención: Rally, fiestas de la juventud, gastronomía, fiestas patronales, actividades culturales…además de empezar con todo aquello que dejó preparado el anterior equipo de gobierno y que estamos ejecutando: obras en el centro de salud, sustitución de todas las luminarias, campo de fútbol de césped artificial, escollera en el río Alhama, comedor escolar, creación del parque intergeneracional…