Inicio Opinión En defensa, siempre, de la sanidad pública, por Olga Risueño

En defensa, siempre, de la sanidad pública, por Olga Risueño

Desde el grupo municipal de Izquierda-Ezkerra de Tudela, vemos con preocupación cómo la falta de profesionales médicos está afectando a la cobertura sanitaria de la Ribera, tanto en Atención Primaria como en la Atención Especializada.

La imposibilidad de cubrir todas las guardias del Servicio de Radiología, es un problema grave para un hospital comarcal que atiende a más de 90.000 personas. Desde la Consejería de Salud se ha informado de que el servicio se ha cubierto con profesionales de otros centros hospitalarios pero aún así, al menos 10 días de este verano, no se ha tenido un profesional de guardia presencial, ocasionando traslados de varias horas, a pacientes que necesitaban una ecografía urgente.

Esta situación deja al descubierto una mala gestión del departamento de personal del Servicio Navarro de Salud, al haber realizado una convocatoria de traslados de profesionales un año antes de la siguiente oposición, sin poder garantizar la cobertura de vacantes. Por suerte ya hay convocada una nueva OPE de 19 plazas de especialistas en Radiología, pero ya sabemos que estos procesos son largos y que volveremos a tener jornadas sin cubrir.

En Atención Primaria la situación también es precaria ya que son varias las zonas que han quedado descubiertas, tanto de especialistas de familia como de pediatras, lo que evidencia la falta de previsión y de liderazgo en materia de personal en el Área. Hay que decir que se está a la espera de la resolución de la oposición de más de 100 plazas de Medicina Familiar y de Urgencias, y de más de 30 de especialistas en Pediatría, algo importantisimo para fidelizar esas plazas, pero los trámites deberían agilizarse sin demora.

Son complejas las competencias entre el Estado y las autonomías para la formación de las distintas especialidades de Medicina, pero está quedando al descubierto un problema que se arrastra desde hace muchos años y que provoca que las plazas que se ofertan de MIR son insuficientes para cubrir las necesidades del Sistema Nacional de Salud, no sólo en Navarra.

Llama la atención, una vez más, la falta de honestidad de Na+, y de UPN en particular, al tratar este tema. Su portavoz en materia de salud, Cristina Ibarrola, ha tenido cargos directivos en Atención Primaria desde el año 2008, llegando a tener la Gerencia de Osasunbidea de 2011 a 2015. Algo de responsabilidad le corresponde en esta falta de previsión y planificación. Y no hace falta recordar, o quizá sí, el trato que recibió el Área de Salud de Tudela en esa época en que compartían gobierno en Pamplona y en Tudela, y sin embargo se hizo una inversión mínima en materia de salud. No nos olvidamos.

La pandemia no ha puesto fácil la gestión sanitaria, y reconocemos el enorme esfuerzo realizado por profesionales y gestores para organizar la atención y la vacunación de la sociedad navarra.

Pero también, desde nuestro grupo, urgimos a la Gerencia de la zona y a la Consejería de Salud, a solucionar, con la mayor brevedad posible, las carencias del Área de Salud de Tudela, vinculando la movilidad de los y las profesionales a las ofertas públicas de empleo, para garantizar la ocupación de todas las plazas.

Olga Risueño Molina Portavoz de IE Tudela

Artículo anteriorMedidas testimoniales que no desincentivas los desplazamientos en coche
Artículo siguienteELA gana las elecciones en Sendaviva