Edificio donde se ubicará la nueva unidad de Hemodiálisis

La Unidad de Hemodiálisis del Hospital Reina Sofía de Tudela vuelve a la normalidad después de que el centro haya testado que el circuito cerrado de la central de aguas de dicha unidad ha recuperado los niveles microbiológicos recomendados. El Servicio de Medicina Preventiva del centro determina que la actividad asistencial puede ser retomada con seguridad para pacientes y personal sanitario. A partir hoy, los pacientes vuelven a dializarse en el Reina Sofía tras haber recibido dicho tratamiento los últimos días en el Complejo Hospitalario de Navarra.

A lo largo de todo el fin de semana, el hospital ha llevado a cabo medidas preventivas de control en las instalaciones de la Unidad de Hemodiálisis, de acuerdo con las guías correspondientes. Las medidas de desinfección fueron efectuadas por la sección de mantenimiento del centro en estrecha colaboración con el Servicio de Medicina Preventiva del Reina Sofía.

Actualmente, solo el paciente que se encontraba en hospitalización domiciliaria sigue con este tipo de ingreso para completar el tratamiento, siendo su situación estable. El paciente que había sido ingresado en el CHN se encuentra ya de alta en su domicilio. Tanto él como los otros dos pacientes que recibieron tratamiento antibiótico, continuarán con su tratamiento habitual de diálisis en el Hospital Reina Sofía.

Igualmente volverán a la normalidad los turnos de trabajo del personal de la Unidad, que han estado acompañando a los y las pacientes durante estos días a Pamplona. La colaboración entre el Hospital Reina Sofía y el Complejo Hospitalario de Navarra ha sido estrecha a lo largo de estas jornadas con el objetivo de garantizar la atención de las y los pacientes afectados.