Inicio Opinión Cuando los intereses electorales salen al descubierto, por Txomin González y Edurne...

Cuando los intereses electorales salen al descubierto, por Txomin González y Edurne León

El jueves día 10 de febrero, mientras UPN protagonizaba un espectáculo bochornoso
en el Congreso de los Diputados, Navarra Suma anunciaba en el Parlamento de
Navarra el inicio de su campaña electoral con una moción sobre el campus de Tudela
de la Universidad Pública de Navarra.

Una vez más, UPN y Navarra Suma utilizan la Ribera de Navarra para satisfacer sus
intereses partidistas, que en nada favorecen el progreso de nuestra merindad, pero sí
sus tácticas electoralistas de victimismo y fragmentación territorial, basadas en una
visión sesgada e interesada de la realidad local.

La moción era consecuencia de una sesión de trabajo celebrada en el Parlamento en
la que compareció el Sr. Toquero, alcalde de Tudela, en representación del Grupo
Motor Campus de Tudela, para exponer las conclusiones del informe ‘El alumnado en
la Ribera. Necesidades y perspectivas’.

Este informe recoge conclusiones muy interesantes. Como la constatación de una
clara segregación por sexo en la elección de estudios. En las ramas industriales la
presencia de mujeres es prácticamente residual, el 92,5% son hombres, mientras que
en las especialidades formativas de cuidados, salud y cuidados personales el 82,7%
son mujeres. Se refleja claramente cómo se reproduce el reparto social de roles dentro
del ámbito educativo, lo que incide claramente en la brecha salarial por género.

Otro dato relevante es que el 51,6% de las y los jóvenes estudiantes no conocen o
conocen poco la oferta formativa de la zona, y eso evidencia la dificultad que existe
para acceder a la formación universitaria desde la Formación Profesional. También es
necesario señalar que un porcentaje muy elevado del alumnado demanda una mayor
oferta de actividades culturales y de ocio.

De las conclusiones del informe se detectan muchas áreas de mejora, en algunos
ámbitos incluso de competencia municipal, como es el fortalecimiento de la actividad
cultural y de ocio. Pero son cuestiones que no parecen preocupar mucho a Navarra
Suma, ya que no han planteado ninguna iniciativa al respecto. Para Navarra Suma la
principal conclusión del informe, y su mayor preocupación, es cómo hacer más
atractiva la Ribera para los estudiantes de fuera. Para ello, proponen la implantación
de determinados grados que nada tienen que ver con las líneas estratégicas marcadas
por el Consorcio EDER en la Estrategia de Especialización Comarcal de la Ribera.

Desde EH Bildu, sin embargo, consideramos que es importante integrar las estrategias
educativas con las iniciativas de EDER. Nos parece muy poco serio y
contraproducente para el desarrollo de la Ribera haber invertido tiempo, trabajo y
recursos en definir las líneas de desarrollo de nuestra merindad, y después pretender
ampliar la oferta educativa del Campus de Tudela en grados que nada tienen que ver
con esa estrategia. A nuestro entender, este tipo de propuestas ponen en entredicho la
seriedad y responsabilidad de Navarra Suma, y especialmente la del señor Toquero,
que, entre tomarse en serio el desarrollo de la Ribera y que su partido tenga opciones
de ganar las próximas elecciones, está claro por cuál se decanta.

Creemos indispensable rediseñar y ampliar la oferta educativa superior en la Ribera,
pero esta ampliación tiene que ir de la mano de las necesidades del territorio y con su
estrategia de desarrollo. Ya que es esencial que el talento que se genera se retenga y
contribuya al desarrollo económico y social de la zona. Hay que favorecer el
asentamiento de la población en el territorio, porque esto hará que se creen nuevas
empresas, que se genere empleo de calidad, y nos permitirá avanzar hacia una
sociedad más cohesionada, superando las brechas sociales existentes.

Nos preocupa enormemente que solo una pequeña parte de la población universitaria
de nuestra Ribera (18%) tenga la UPNA como destino educativo, mientras que la
mayoría acaba desplazándose a otras comunidades (más del 60%), entre las cuales
Aragón (concretamente, Zaragoza) atrae a la mayoría de nuestra juventud
universitaria. Recuperar y atraer a este colectivo es indispensable para Tudela y la
Ribera.

Como ya hemos señalado, desde EH Bildu creemos prioritario reorientar la formación
superior hacia los cuatro sectores estratégicos de la Ribera de Navarra recogidos en la
Estrategia comarcal de Especialización Inteligente, liderada por el Consorcio EDER:
agroalimentación, energías renovables y construcción, turismo, e industrias creativas y
culturales. Unos sectores con presencia y relevancia para el desarrollo de la región, y
que tienen que enfrentarse a grandes retos, lo cual va a exigir la innovación en
modelos productivos que requieren una cualificación específica y especializada.

Esta es la línea a seguir y, por supuesto, es por la que nosotras apostamos. Una oferta
educativa alineada con las líneas estratégicas de una merindad es la base para la
retención del talento y el progreso de la misma. Hacer propuestas de este calado no
es baladí y pueden hipotecar la prosperidad de la Ribera por muchos años. Tenemos
que ser serias y trabajar por la Ribera, por lo que beneficia a la Ribera, no a los
intereses electorales de Navarra Suma.

Txomin González Martínez, parlamentario foral de EH Bildu Nafarroa.
Edurne León Sánchez, responsable de EH Bildu de la Ribera