Foto Markus
Foto Markus

El ayuntamiento de Corella ha dado a conocer su disposición a abrir las piscinas municipales para esta temporada de verano el próximo 20 de junio. «Siempre hemos considerado que, si los responsables sanitarios lo permiten, debíamos hacer todo lo posible para que las piscinas municipales se abran este verano», ha señalado el ayuntamiento en una nota.

La decisión de abrir implicará cambios importantes en la gestión y control de la entrada y distribución de los bañistas en las instalaciones, «un compromiso de todos y todas las usuarias para cumplir las medidas de seguridad que se indiquen», han pedido desde el consistorio. «Debemos ser conscientes que la apertura será muy distinta y restrictiva al modelo que hemos conocido siempre, y que además, ira cambiado durante el verano. En los próximos días se concretarán y anunciarán las normas de funcionamiento de las piscinas municipales para su apertura, sin descartar cambios para adaptarnos a la realidad que está cambiando constantemente», recuerdan.

Las nuevas normas

Obligatorio pasar un control de temperatura antes de acceder.
Limitación de uso de los vestuarios y baños.
Acceso máximo de 30% del aforo, 370 personas dentro de la instalación en total al mismo tiempo (esto podrá aumentar a lo largo de la temporada).
Franjas horarias de acceso y limitación de las horas que se puede estar en la instalación.
Distribución de los/as bañistas en puntos concretos del césped.
Precios de abonos mensuales.
Restricciones en el bar.
Mayor control y sanciones severas en los incumplimientos de las normas.

Para asegurar el control del aforo, así como el control de temperatura, se están introduciendo cambios con la colocación de cámaras térmicas, tornos y contadores en los accesos.

«Todos los/as usuarios/as deben entender que las normas de este año serán extraordinarias. No va a ser un verano normal y así debemos entenderlo y aceptarlo», han concluido.