Inicio Merindad Carmelo Arriazu, alcalde de Ablitas: «Quedan días muy duros, pero esta pesadilla...

Carmelo Arriazu, alcalde de Ablitas: «Quedan días muy duros, pero esta pesadilla tiene fecha de caducidad»

Carmelo Arriazu, alcalde de Ablitas
El alcalde de Ablitas, Carmelo Arraizu

Carmelo Arriazu, alcalde de Ablitas, nos cuenta que la actual situación se está viviendo «sobre todo con preocupación y cautela, y también con una mezcla de sentimientos. Es una situación nunca antes vivida y por lo tanto con incertidumbre y también pensando el días después».

Arriazu reconoce que son ya muchos días de confinamiento, «pero por el momento se va sobrellevando. Los vecinos en general respetan este estado que estamos viviendo aunque como es lógico se va haciendo largo y empieza a hacer mella en los vecinos». El alcalde explica que cada cual se entretiene y pasa el tiempo a su estilo y manera. «Hay algunos grupos que están haciendo vídeos del día a día con la idea de ir publicándolos para conocimiento de todo el pueblo».

Medidas del ayuntamiento

En cuanto a las medidas adoptadas por el ayuntamiento, Arriazu asegura que dos cosas muy importantes se hicieron al comienzo de la crisis. «Suprimir el Mercadillo, y a nivel social la supresión del Bingo en el Club de Jubilados para evitar problemas a los mayores que allí acuden, mas de 100 personas. A nivel administrativo, las visitas al ayuntamiento se restringieron al público y la atención paso a ser telefónica y telemática, se cerró el Polideportivo y la casa de Cultura. En cuanto a higiene pública, se han realizado y se siguen realizando semanalmente las desinfección de la calles por voluntarios agricultores con sus máquinas y otros voluntarios, que se ofrecieron a ello. Gracias a todos».

Ablitas tampoco se ha librado de la supresión de sus fiestas y eventos. «La primera fiesta que teníamos era el Concierto de Primavera por la Agrupación Musical de Ablitas», comenta el primer edil de Ablitas. «A continuación, El Plego, que se ha suspendido, la fiesta del Día de la Verdura, también suspendida. Como es lógico, todo esto influye en estado de ánimo de los vecinos puesto que son actividades que tienen arraigo, particularmente El Plego, pero así son las circunstancias».

Para Carmelo Arriazu, las consecuencias económicas son todavía difíciles de prever. «Porque tampoco sabemos cuánto más vamos a estar así. Pero es de suponer que va a tener un impacto considerable en los negocios y en las familias».

Nada será como antes

Como en tantos lugares, las cosas cambiarán en Ablitas después de esta situación. «Es difícil aventurarse en dar una opinión, pero pienso que tardará mucho tiempo en olvidar esta circunstancia y recuperar el modo de vida anterior. Es cierto que estas situaciones también suelen sacar lo mejor de muchas personas.  Ablitas es y siempre ha sido, un pueblo solidario y ahora más que nunca lo está demostrando. Son muchas las personas que de diferentes formas están colaborando: agricultores con sus máquinas para las desinfecciones de las calles, voluntarios ayudándoles, los grupos de vecinas y vecinos confeccionando mascarillas, mascaras 3d, voluntarios repartiéndolas, voluntarios que se han ofrecidos para llevar medicamentos o artículos de primera necesidad a personas mayores o necesitadas,… Una larga lista en la que sería imposible nombrar a todos. Mil gracias a todos».

Por último, como alcalde de Ablitas, Carmelo Arriazu quiere enviar a todos los vecinos y vecinas un mensaje de confianza en el futuro, de aliento para sobrellevar la situación. «Y sobre todo, de agradecimiento por la colaboración que, de modo absolutamente mayoritario, estamos encontrándonos para cumplir y hacer cumplir las distintas recomendaciones y mandatos que realizan las diferentes administraciones».

«Nos quedan por delante días muy duros», concluye. «Pero estoy seguro que esta pesadilla tiene fecha de caducidad. Sé que más pronto que tarde venceremos a este virus, recuperaremos la alegría, y podremos estar por nuestras calles de nuevo».