La paellada popular volvió a reunir a los vecinos