La A.D. Cabanillas lanzó el cohete anunciador del 6º Día de las Asociaciones

MANUEL ROMERO/CABANILLAS

El sábado día 29, jornada de calor sofocante en todo el valle del Ebro. A pesar de ello, las asociaciones de Cabanillas se echaron a la calle para disfrutar y hacer disfrutar a todos vecinos y acompañantes de una jornada festiva con varias actuaciones y juegos, estos para los más pequeños.
Comenzó la jornada a las 10:30 con el disparo del cohete desde el balcón del ayuntamiento por parte de la A.D. Cabanillas por su reciente ascenso de categoría. En representación del equipo estuvieron varios directivos. Representando a los jugadores, Joan Rosano y el presidente Angel Carcavilla, que fue el encargado de prender la mecha.
A continuación los auroros se encaminaron hacia el polideportivo haciendo varias paradas para entonar varias canciones, eso sí, buscando siempre la sombra.
En el polideportivo, el club juvenil y APYMA, se encargaron de entretener a los más pequeños con juegos en el césped para que estuvieran fresquitos.
La sociedad de cazadores hizo una exhibición de perros de caza, obediencia y cobro de reclamos a cargo del cazador Juan Pelaez. Mientras tanto, los espectadores degustaban pinchos de chistorra y panceta preparados por el equipo de fútbol.
La comparsa de gigantes al son de la gaita se llevaron al personal hasta la Plaza de la Paz donde esperaba el coro parroquial para interpretar dos canciones y otra más de regalo ante la insistencia del público presente.
A las 14:30, comida, la cual estaba prevista en la terraza y que al final fue en el interior de la sala de cultura por el fuerte calor reinante.
De sobremesa, la asociación el paso organizó un bingo y al término de este comenzaron las actuaciones en el escenario de los auroros, grupo de sevillanas, grupo de zumba, grupo de teatro y las niñas Martina y Julia que pusieron en pie a todos comensales para bailar una canción infantil.
Después la charanga Estrella Verdes nos acompañaron de nuevo al polideportivo donde el Club Jai Alai había organizado un partido de cesta punta.
La asociación Amanecer preparó un aperitivo para los presentes y de nuevo la charanga con sus sones acompañó a los presentes en un recorrido por los bares.
A las 10:00 h. en la terraza de la sala de cultura, tocaba reponer fuerzas del agotador día a base de bocadillos de chistorra y salchicha blanca preparados por la brigada del ayuntamiento al módico precio de 1 €.
Para terminar la jornada, baile a cargo del trío Raúl Latorre.
Destacar el acierto de la organización que cambió el lugar de la comida ante las previsiones de fuerte calor, así como los hinchables para los niños que los cambió por una actuación de un mago en los locales del Club “El Piruleto”.