De izquierda a derecha; Vanessa Delgado, Matías Vallés y Christian Vallés, propietarios de BigMat Matías Vallés.

BigMat Matías Vallés sigue creciendo y expandiéndose con fuerza desde que echó a andar hace 41 años en Corella y, por eso, recientemente abrió un nuevo almacén en la localidad aragonesa de Tarazona.
Christian Vallés Monreal, propietario de BigMat Matías Vallés, ha adquirido el almacén de materiales de construcción José Luís Calavia S.L. ubicado en esta estratégica ciudad de Zaragoza.
Un gran arraigo en esta zona
Este almacén, que cuenta con una dilatada historia de más de 30 años, tiene un fuerte arraigo en esta comarca y es el referente en la distribución de materiales de construcción en su zona de influencia. Sus instalaciones ocupan un espacio total 5.000 metros cuadrados de campa asfaltada, con 2.800 metros cuadrados de superficie cubierta.
Dentro de su amplia oferta se pueden encontrar productos cerámicos, parquet, baños, estufas, material para obra, puertas, etc.; y con la incorporación al Grupo BigMat tienen previsto ampliar su oferta de productos, incorporando nuevas líneas de negocio como pueden ser las ventanas de PVC. La plantilla está compuesta por 6 personas.
Todo arrancó en 1982
El almacén distribuidor de materiales de construcción BigMat Matías Vallés empezó su andadura en el año 1982 en la localidad navarra de Corella, gracias al tesón de Matías Vallés López quien la implantó con mucho entusiasmo. El testigo lo cogió su hijo Christián Vallés Monreal y juntos han coseguido que, en estos momentos, la marca gestione cuatro puntos de venta; en Corella donde está la sede central, y en Tudela (Navarra), mientras que en Aragón están presentes en Mallén y, desde hace poco tiempo, también en Tarazona.
Con esta nueva apertura la plantilla de BitMat Matías Vallés está compuesta por 23 personas. Cada incorporación al equipo recibe la correspondiente formación para conseguir el grado de experiencia, asesoramiento y servicio personalizado que merece cada cliente de BitMat Matías Vallés.