Iñaki Jarauta, Luis González, Javier Munárriz y Pepe Martínez
Publicidad

Beethoven 2.5.0 regresa al escenario del Teatro Gaztambide en la que será su última puesta en escena en Tudela. El espectáculo, que se estrenó el 20 de enero de este año y del que ya han disfrutado 1.500 personas, se representará el sábado 22 de octubre en una función que servirá como despedida y en la que se recordará a la violinista tudelana Marta González que fallecía el pasado mes de mayo.

Los detalles de esta nueva representación los han dado a conocer el actor y artífice del proyecto, Luis González «El Jabonero»; Javier Munárriz, director escénico; el también actor Pepe Martínez; y el músico Iñaki Jarauta, que se suma el proyecto en esta representación para asumir la dirección de la orquesta y coro y que agradecía la confianza que los responsables de la producción han puesto en él. «Para mí es un bendito atraco. Es una oportunidad para abordar una obra integral con teatro, música, baile, Beethoven, que para cualquier músico es un caramelo. Asistí a la obra como espectador y me encantó así que poder compartirla con esta gente tan maravillosa es un orgullo».

La obra, que reúne un elenco de 80 personas entre personajes de escena y asistentes de diversos colectivos de cultura popular de la capital ribera, llega a esta cita con algunos cambios sobre el guion original y que permitirán al público disfrutar de una una nueva versión de la obra, ha explicado González. «Hay cambio y muy importante. En el mes de diciembre, antes de las representaciones de enero, hablamos de meter algo de baile. Beethoven hizo danzas y canciones populares irlandesas, escocesas, y vimos con muy buenos ojos poder meter una cuña con esto. Habrá un acto nuevo, que son las danzas, para las que también se ha escrito un texto, y un grupo que hemos llamado los Danzantes de Beethoven, han puesto la carne en el asador y adaptado las coreografías».

Una obra popular

Beethoven 2.5.0 es un espectáculo de grandes dimensiones respecto al todo el elenco que se junta para hacerla posible, asegura su creador. «Contamos con una orquesta en la que son casi todos profesionales, 10 músicos variopintos con profesores y estudiantes del conservatorio, con dos referentes, Cochán Martínez, voz cantante y coordinadora de los músicos, y Aitor Bengoa, arreglista de la obra. Está el coro con una selección compuesta por Shinjiru, Tutera Kantuz, voces del coro Remacha, Joaquín Gaztambide y otros voluntarios. Y un reparto variopinto con actores de As de T, el grupo Tertulia y gente que ha participado en otros espectáculos».

Respecto al guion, el director Javier Munárriz, reconoce que es el origen de todo lo que el público va a poder ver sobre el escenario el próximo día 22 de octubre. «Es un libreto bien escrito en verso, casi paradoja del siglo XXI , que es una maravilla, donde hay unas formaciones de la métrica curiosísimas, y que me recuerdan a algunos texto de Lope de Vega e incluso de Zorrilla», asegura.

Sobre si será la última oportunidad de disfrutar de la obra, el actor Pepe Martínez reconocía que «es una lástima que el espectáculo se quede solo en Tudela y que no salga por lo menos a Pamplona. A nosotros nos gustaría poder representarlo porque es un espectáculo que merece la pena», señalaba.

Las entradas pueden adquirirse al precio de 15 euros a través de la web del Teatro Gaztambide seleccionando el espectáculo «Beethoven 2.5.0»

Artículo anterior«Un Oscar para Óscar», este sábado en el teatro Gaztambide de Tudela
Artículo siguienteTudela acometerá la renovación de la calle Muro el año que viene