Uno de los grupos que se ha formado en competencias prelaborales en el Semillero de Villa Javier

La Fundación Tudela Comparte ha acogido a un total de 793 personas a lo largo del año 2021. Este servicio es el eje transversal sobre el que pivota la atención y promoción de las personas usuarias de Villa Javier y desde el que se ofrece el acceso a los programas de alimentación del comedor social y el Capacico, como el de formación en el Semillero.

De este modo, un total de 172 personas han sido atendidas en el Comedor de Villa Javier a lo largo del pasado 2021. El servicio ha seguido funcionando sin comidas ni cenas presenciales como consecuencia de la pandemia, que desde marzo de 2020 fueron sustituídas por una bolsa con toda la comida del día. La mayor parte de usuarios han sido hombres, que han supuesto el 77% de los usuarios.

El programa de alimentación de Villa Javier se completa con el servicio de El Capacico, que este último año ha facilitado alimentos a un total de 507 personas con una media de 55 a 65 familias cada mes. El objetivo de este programa sigue siendo combatir la pobreza alimentaria de los menores, que han supuesto el 52% de las personas atendidas por el servicio, proporcionándoles una alimentación sana y equilibrada. El número de familias atendidas por este servicio en 2021 ha sido de 141.

779 personas se han formado en el Semillero

Por último, el programa de formación de El Semillero, a través del cual Villa Javier facilita recursos a las personas con el objetivo de mejorar el proceso de inclusión social ha ofrecido formación a un total de 779 personas que han asistido a diversos cursos y talleres como castellano para extranjeros, cultivo de huertos ecológico, informática y competencias digitales, habilidades sociales y gestión doméstica, orientación laboral y el programa especial contra la brecha digital financiado por las fundaciones La Caixa y Caja Navarra. Un ejemplo de este trabajo son los 13 usuarios de Villa Javier han ido accediendo a empleos a lo largo del último año.

Desde la Fundación Tudela Comparte se insiste en la necesidad de mantener vivo el proyecto de Villa Javier. Seis años después de su puesta en marcha  «comprobamos que sigue habiendo muchas personas en situación de pobreza severa que necesitan de nuestra solidaridad por lo que seguiremos acompañando a las personas más desfavorecidas que puedan necesitarnos, intentando mejorar su autonomía y que avancen en su proceso de inclusión, hasta conseguir que dejen de depender de nuestra ayuda».

Artículo anteriorRenault, la marca que más crece en tecnología híbrida
Artículo siguienteLas trabajadoras y trabajadores de las residencias de la Ribera se manifiestan para demandar mejoras laborales