Tudela la mañana de este domingo tras el paso de Filomena

El Ayuntamiento de Tudela mantendrá, durante la tarde-noche de hoy y mañana, el dispositivo de alerta por temporal de frío y nieve que se activó el viernes a última hora y que ha trabajado intensamente para paliar los efectos del paso de Filomena por la capital ribera.

El paso de Filomena por Tudela no deja incidencias de gravedad tras más de 20 horas de nieve sobre la ciudad.

Dicho dispositivo ha estado coordinado por Policía Local, desde cuyo mando se ha canalizado y dado salida a los requerimientos de los ciudadanos y de los efectivos de Protección Civil y Cespa que han trabajado intensamente para hacer practicables los puntos más conflictivos durante y tras la nevada que ha caído en la ciudad más de 20 horas, dejando espesores de nieve de hasta 20 centímetros en el propio casco urbano. En total, se han gastado más de 10 toneladas de sal que han sido esparcidas por las calzadas del casco urbano, aceras y puntos conflictivos de tránsito peatonal.

De cara a esta noche y mañana, cuando se reanudará la actividad laboral y lectiva en los centros escolares, el Ayuntamiento mantendrá activo el dispositivo, con todo el personal trabajando para despejar de nieve las calles y esparcir sal. Esta misma mañana, se han recibido 6 toneladas más que se esparcirán entre la tarde y la madrugada de hoy y mañana, anticipando las heladas que anuncian las previsiones meteorológicas.

El Ayuntamiento de Tudela mantendrá el dispositivo de alerta hasta mañana, con el esparcido de sal durante la tarde, noche yla madrugada, para que la vuelta al colegio y  los centros de trabajo sea lo más segura posible.

El momento más crítico del temporal tuvo lugar en la mañana y tarde del sábado, momento en el que la plantilla de Policía Local estuvo movilizada al completo para dar respuesta a las llamadas de ciudadanos, a las brigadas de limpieza, a los doce equipos a pie desplegados por Cespa y a los dos vehículos que abastecieron de sal al personal desplegado, formado por 20 empleados y un refuerzo de dos brigadas encargadas de atender recorridos alternativos. Además, la baldeadora de aceras trabajó sin descanso con la cuchilla quitanieves para abrir pasos, especialmente en el casco antiguo y en zonas peatonales con tránsito más alto. Durante todo el fin de semana, el vehículo Nissan Cabstar ha circulado por las calzadas de Tudela con el esparcidor de sal.

Los puntos más conflictivos se han producido en la rotonda junto al parque de bomberos y en la del cementerio, además de en las calles Mauleón y Díaz Bravo, Cuesta de los Labradores, Padre Ubillos, Cuesta de la Estación (desde la gasolinera hasta la farmacia y de la gasolinera a la estación), puente de acceso a la Azucarera, Camino San Marcial, puente de la vía en el acceso a Caldereros e iglesia de la Magdalena.

 

Desde la noche del viernes se han empleado 10 toneladas de sal, se ha reforzado el equipo personal y material de limpieza, se ha activado el protocolo de frío de Derechos Sociales y se ha coordinado el cierre al tráfico de varias vías urbanas.

El operativo de Protección Civil, que también ha esparcido sal en numerosos puntos y ha abierto pasos en las vías ha estado integrado por 3 vehículos y 10 voluntarios, en tres turnos diferentes preparados para cumplir con los requerimientos de Policía Local.

En cuanto a las incidencias registradas en estas horas, no hubo mercadillo el sábado y se atendieron, para su retirada y vallado, la rotura de varias ramas de árboles vencidas por el peso de la nieve. Además, quedaron cortadas al tráfico las calles Balsa del Pulguer, Cuesta de los Labradores, Mauleón y Cuesta de Loreto desde la glorieta de la UPNA. El tráfico en ese último punto fue desviado hacia el vial de Huertas Mayores. Durante toda la tarde del sábado se contó con la colaboración y ayuda de un todoterreno del parque de Bomberos de Tudela reconvertido en quitanieves para dejar acceso libre a la N-121 hacia el hospital.

El alcalde Alejandro Toquero ha agradecido el trabajo de Policía Local, Protección Civil, Cespa, Derechos Sociales y de los ciudadanos, a los que ha felicitado por su prudencia al seguir las indicaciones de seguridad.