Miguel Aguirre, alcalde de Fitero

Miguel Aguirre lidera el ayuntamiento de Fitero desde junio de 2019. En estos 2 años al frente del equipo de gobierno ha tenido que manejar el impacto de una crisis sanitaria sin detener la actividad municipal, priorizando la salud de los vecinos pero sin olvidar los retos socio económicos a los que se enfrenta la villa. “Mi objetivo en esta legislatura es modificar de manera sustancial el presupuestos municipales para que, por lo menos se multiplique por dos la capacidad de inversión en Fitero”, asegura.

¿Cómo valora estos dos años en la alcaldía de Fitero?

Todos nos desconcertamos con la pandemia cuando ni siquiera llevábamos un año de legislatura. Hubo un impás muy grande y, evidentemente hubo proyectos que paralizar en algunos casos y otros que se vieron atrasados en el tiempo.

Esta siendo una legislatura muy centrada en la protección de la salud de los vecinos y por otra parte el desarrollo de proyectos, unos iniciados, otros ejecutados y otros en estudio.

Fitero ha reducido casi un 40% el precio de su suelo industrial para hacer atractiva la implantación de empresas

¿Se puede hablar de recuperación de la normalidad en la actividad municipal?

Todavía no. Se percibe todavía mucho temor, sobre todo en la gente mayor, a la que le cueste más participar en las actividades. Y hay otra realidad que tampoco podemos olvidar. La paralización de dos años de fiestas ha hecho que muchos de los colectivos que tenían una visibilidad y una vida en torno a ellas estén bajo mínimos. Normalidad no hay y creo que vamos a tardar.

Reconoce que la situación ha trastocado el desarrollo de proyectos en la localidad pero, hasta este momento, ¿qué han podido llevar a cabo?

Hemos acometido una inversión de 20.00 euros para la instalación de placas solares en el campo de fútbol del Olmillo y en el complejo deportivo y el colegio. Nuestro propósito ahora es aumentar el próximo año el número de placas y lanzar desde allí energía al resto de instalaciones municipales qu ese encuentran a menos de 500 metros.

También se ha hecho una inversión importante de unos 60.000 euros para adaptar las piscinas municipales a la normativa y hemos reducido el precio del suelo industrial de nuestro polígono un 39,3% con el objetivo de hacer más atractiva la implantación de industrias.

Esperamos que la reforma de la carretera Na-6900 se incluya en los presupuestos del Gobierno de Navarra

¿Qué proyectos están ahora mismo sobre la mesa del equipo de gobierno de Fitero?

Encima de la mesa está el proyecto de saneamiento de las redes del polígono industrial, una inversión de 105.525 euros para el ayuntamiento y que acometemos con el apoyo de NILSA y que nos va a permitir conectar la red de aguas residuales con la depuradora nueva.

Estamos trabajando en la ampliación de la residencia de ancianos con una inversión de 70.000 euros con el objetivo de pasar de 43 a 50 plazas. Nuestro objetivo a corto y medio plazo es concertar plazas, lo cual significaría que las personas con menos recursos de la localidad se puedan quedar aquí y no tener que buscar una residencia concertada fuera de la localidad.

También se va a finalizar la escollera del barranco en el último trimestre de este año, con una inversión de 23.378 euros, y estamos a la espera de la autorización de la Confederación Hidrográfica del Ebro para reponer la pasarela inundable que se llevó el río en abril de 2020 y que supondrá otra inversión de 37.449 euros.

El Turismo sigue siendo una de las apuestas a futuro y vamos a inaugurar un PIT, punto de información turística en el Barranco, donde se ofrecerá información sobre las rutas qué pueden visitar, dónde pueden comer o dónde comprar.

¿Qué medidas han impulsado para ayudar a los autónomos, comercios y hostelería en todo este tiempo?

Fundamentalmente hicimos dos cosas. Primero creamos una convocatoria de ayudas extraordinarias para autónomos, comercios, hostelería y pequeña empresa para paliar los efectos del Covid con una partida presupuestaria de 30.000 euros con unos requisitos mínimos para que pudieran acceder la mayor parte de los autónomos. Se atendió el 100% de las solicitudes y se resolvieron prácticamente el 98% de ellas.

La segunda realidad que se creo para favorecer el comercio y la hostelería fue la campaña Fitercash. Tenemos la mejor de las impresiones de esta iniciativa y la vamos a repensar de nuevo este año para ver cómo podría volver a ser.

Hemos planteado un plan de acción para poder avanzar en relación a la realidad migratoria

¿Qué otros retos tiene el ayuntamiento?

Estamos trabajando de manera transversal toda la legislatura en tres proyectos. El primero junto a Corella y Cintruénigo para mejorar la cohesión social. Para nosotros es algo muy importante ya que cuenta con la implicación de las consejerías de Derechos Sociales, Justicia y Políticas Migratorias, Educación y Ordenación del Territorio. Se trata de una propuesta piloto para paliar las carencias y la problemática que se genera respecto al alto índice de analfabetismo, abandono escolar y la realidad de la vivienda en la población inmigrante. El proyecto echará a andar en el mes de octubre.

Otro reto es el plan de desarrollo local. Llevamos todo el año trabajando y deseamos finalizarlo en octubre. El objetivo es dibujar el pueblo de aquí a unos años, saber cuál es nuestra realidad y dónde queremos llegar.

El último plan de trabajo es el Plan de Convivencia. El año pasado presentamos un diagnóstico que evidencia unas realidades como que el 17% de la población de Fitero es de origen migrante. Que hay aulas en el colegio con más del 50% del alumnado que desconoce el castellano. Y que hay dificultades en la atención sanitaria por la barrera idiomática. Hemos planteado un plan de acción para poder avanzar en relación con la realidad migratoria. Presentamos el proyecto y en septiembre comenzaremos con el plan de convivencia.

¿Cómo se puede describir la realidad socioeconómica de la localidad?

Fitero es una de las localidades donde en los últimos meses se han generado puestos de trabajo y en julio ha descendido el desempleo. Pero es cierto que hay una situación que ha alarmado al propio Gobierno y es el altísimo índice de familias migrantes que vive de la Renta Básica Garantizada en comparación con los pueblos den entorno; supera el 75% de las familias migrantes. Parece que se ha entendido que hay que estudiar el tema. La consejera de Derechos Sociales me comentó el otro día que nos reuniríamos en septiembre para seguir abordando el tema y tratar de formalizar propuestas.

Para nosotros es un objetivo disponer de más dinero para inversión

¿Qué otros proyectos quedan pendientes?

Estamos detrás de varios proyectos de energía eólica. Son proyectos que no son de hoy para mañana, son de largo recorrido, farragosos, complicados, y en los que nos estamos dejando la piel porque si estos proyectos salen las coordenadas económicas del ayuntamiento de Fitero van a cambiar.

Llevamos con ellos desde julio de 2019. Entendemos que hay que aumentar la captación de inversión en Fitero para que los presupuestos, por lo menos, puedan duplicar la miserable cifra de inversión que tenemos ahora de 150.000 euros. Vimos que los proyectos de energía eólica pueden aportar dinero al ayuntamiento y nos posibilita generar un importante volumen de ingresos para desarrollar proyectos.
Y estamos peleándolos. Para nosotros es un objetivo disponer de más dinero para inversión y si salen estos tres proyectos eólicos las coordenadas económicas de Fitero podrían cambiar.

El ayuntamiento trabaja en el impulso de tres proyectos eólicos

¿Qué demandas se están planteando desde la localidad?

Evidentemente la carretera Na-6900. En estos dos años de legislatura hemos realizado 5 preguntas en sede parlamentaria, hemos solicitado a la comisión del parlamento que visite la carretera y hemos comparecido dentro de la propia comisión. Es cierto que el Gobierno ha anunciado que revisará el proyecto. Pero la demanda sigue encima de la mesa. Vamos a ver si esa revisión no se queda en eso y la obra se incluye en los presupuestos del Gobierno de Navarra del año que viene. Otras demandas son la rehabilitación del Paso de las Monjas, ya que Fitero carece en estos momentos de un centro social o centro cívico y los colectivos requieren de espacios, salas, aulas, para reunirse y también solicitamos la rehabilitación de un lugar para nosotros emblemática como es el Teatro-Cinema Calatrava.

Artículo anteriorEl CD Novallas se hace con la victoria en el primer partido de la temporada
Artículo siguienteEl Foro de Personas Migrantes de Navarra celebra su Plenario en Villafranca